Rigoberto Mendoza fue la pieza ofensiva principal de los Santeros de Aguada. (Jorge A. Ramírez Portela / Especial El Nuevo Día)

Aguada - Rigoberto Mendoza anotó 25, Joseph Jones aportó 17 y los Santeros de Aguada debutaron en la final del Baloncesto Superior Nacional (BSN) con un triunfo 84-74 sobre los Leones de Ponce en el coliseo Ismael “Chavalillo” Delgado. 

El segundo juego de la serie de campeonato será el sábado en el auditorio Juan “Pachín” Vicens, instalación donde los selváticos no pierden desde el pasado 18 de abril. 

Alex Abreu ayudó a los Santeros con 15 puntos y Chris Gastón coló 11 saliendo del banco. 

Después de perder una ventaja de 15 puntos, los Santeros se escaparon con una reacción de 11-2 en el cuarto periodo para retomar el comando del encuentro 76-68 una vez silbado el tiempo de televisión. 

Ponce resistió con cestas consecutivas de Carlos Rivera. Sin embargo, tripletas de Gilberto Clavell y Mendoza dieron el puntillazo final a favor de los novatos finalistas. 

“Estábamos buscando defender la casa y gracias a Dios lo pudimos hacer. Los Leones son unos veteranos que saben ejecutar y no se desesperan. Nos bajaron la ventaja poco a poco, pero tuvimos la dicha de recuperarla y apuntarnos el triunfo”, expresó Abreu después del encuentro.

Por los Leones, Víctor Liz lideró con 19 unidades, Ángel Daniel Vassallo le siguió con 17, mientras que Rivera y Adrian Uter terminaron con 11 cada uno. Will Daniels acumuló 10 para una ofensiva ponceña restringida después de promediar 89.7 puntos en las semifinales. 

Los Santeros demostraron de inmediato su ventaja defensiva al cortar cinco balones en el primer parcial, provocando que los Leones cometieran seis errores. Con 16 puntos entre Abreu y Mendoza, Aguada tomó ventaja 28-16 en los primeros 10 minutos de acción. 

En el segundo periodo, el dirigente ponceño Wilhelmus Caanen decidió buscar un hueco ofensivo en la pintura, trayendo a cancha a Peter John Ramos. Pero, en los primeros minutos, el espigado pívot fue expulsado del encuentro por pegarle con el brazo izquierdo al alero Jonathan Rodríguez en el rostro, derribándolo en el acto. La falta fue catalogada como antideportiva tras ser evaluada en vídeo. 

El centro Matt López entró a cancha por Ramos y coló par de canastos para evitar el despegue de los Santeros en el marcador. Vassallo, uno de los principales cañones de los Leones,fue limitado a cuatro puntos en la primera mitad mientras que Liz atinó con dificultad ocho tantos. Aguada se fue al descanso arriba 44-31. 

Ponce solo pudo atinar un triple en 12 intentos en la primera parte. 

Pero, todo cambió en el tercer periodo. Los Leones regresaron con más energía y Vassallo se reencontró con el canasto al sumar 10 unidades. Un avance de 16-2, coronado con un triple de Liz, empató el encuentro a 60 para despertar a los ponceños presentes en las gradas del Chavalillo Delgado. 

Aguada, perdido en la ofensiva en todo el periodo, contragolpeó con bombazo de Gilberto Clavell al sonar la chicharra para que los locales recuperaran la delantera 63-60 terminado el sufrido parcial.


💬Ver 0 comentarios