DeMarcus Cousins, de los Warriors de Golden State, dispara frente a JaVale McGee, de los Lakers de Los Ángeles. (semisquare-x3)
DeMarcus Cousins, de los Warriors de Golden State, dispara frente a JaVale McGee, de los Lakers de Los Ángeles. (AP)

Hace un año, Stephen Curry estaba lesionado y los Warriors estaban varados en la segunda posición del Oeste.

Pero las cosas han cambiado.

Ahora Curry se siente bien y Golden State dio un paso más el jueves para conquistar el primer puesto de la conferencia al aplastar 108-90 a los Lakers de Los Ángeles.

"Mucho más cómodo este año", señaló el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Este año creo que ha sido bueno para nosotros tener que luchar por la primera plaza”.

Con cuatro compromisos restantes en la campaña regular, los Warriors ostentan la mejor foja del Oeste (54-24) y tienen una ventaja de dos juegos sobre Denver, que es segundo y no jugó en la jornada. El campeón defensor de la NBA tiene también ventaja en el criterio de desempate sobre los Nuggets en la puja por la ventaja de local en los playoffs.

"Parecía que estaban activando el modo playoffs", declaró el técnico rival, Luke Walton.

DeMarcus Cousins acumuló 21 puntos y 10 rebotes y Kevin Durant añadió 15 puntos, ocho asistencias y seis rebotes a la causa de los Warriors. Curry tuvo una noche discreta con siete puntos, al atinar tres de sus 14 disparos, y atrapó 10 rebotes.

Curry y su compañero en la dupla Splash Brothers, Klay Thompson, acertaron cuatro de 16 disparos en forma combinada desde la distancia de tres puntos.

"Falta todo su equipo así que para nosotros es bastante fácil encontrar el ritmo”, señaló Durant. "Jugaron con un montón de jóvenes sin experiencia. Nos aprovechamos de eso”.

Jonathan Williams lideró a los Lakers con 17 unidades, y estableció la mejor estadística de su carrera, con 13 rebotes.


💬Ver 0 comentarios