Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kevin Durant (35) felicita a Draymond Green luego de marcar un canasto durante la acción del partido de esta noche contra los Cavaliers. (AP / Marcio José Sánchez) (semisquare-x3)
Kevin Durant (35) felicita a Draymond Green luego de marcar un canasto durante la acción del partido de esta noche contra los Cavaliers. (AP / Marcio José Sánchez)

Los Warriors de Golden State se colocaron a mitad de camino de repetir como monarcas indiscutidos de la NBA al vencer hoy, domingo, a los Cavaliers de Cleveland, 122-103, en el segundo choque de la serie final.

El partido, celebrado en un atestado Oracle Arena, contó con la excepcional aportación ofensiva de los cañones grandes de los Warriors. En total, cuatro de los cinco canasteros del cuatro titular acumularon puntos en doble dígito. La serie se trasladará a Cleveland el miércoles, donde se escenificará el tercer encuentro.

Stephen Curry marcó 33 puntos en la victoria, seguido por Kevin Durant con 26 tantos, Klay Thompson con 20 y Javale McGee con 12. Shaun Livingston también coló 10 puntos.

LeBron James, estelar delantero de los Cavaliers, registró otra magnífica actuación en ambos lados de la cancha, pero su esfuerzo no fue suficiente para evitar que Cleveland cayera en un hoyo de 0-2. James, de paso, rebasó al miembro del Salón de la Fama, Kareem Abdul-Jabbar, como el segundo mejor anotador en series finales de la NBA.

Golden State armó su ofensiva a larga distancia prácticamente desde el primer silbato, pero Cleveland también aportó a la delantera de los locales al mostrar poca intensidad en defender el área de la pintura. Los Warriors convirtieron canastos en güira y donqueos con relativa facilidad, por lo que dominaron la primera mitadal son de 59-46.

La combinación de Thompson, quien comenzó el desafío por el lesionado Andre Iguodala, Durant y Curry fue demasiado para la defensa de los Cavs. El trio de estelares canasteros marcó cestas desde práctiamente todos los puntos de la cancha, y aunque James recibió la ayuda ofensiva de Kevin Love, George Hill y Tristan Thompson, la defensa de los visitantes, sencillamente, pudo hacer poco para detener a los Warriors.

Los Warriors abrieron una brecha de 96-83 restando diez minutos de acción en el cuarto parcial. Cleveland intentó una última remontada detrás de la ofensiva de James, pero la ventaja resultó ser demasiado para descontar.

James finalizó el choque del domingo con 29 puntos, mientras que Love acumuló 22 unidades.


💬Ver 0 comentarios