La investigación concluyó que Mark Cuban no tenía conocimientos de la conducta inapropiada de sus empleados. (AP / Archivo). (semisquare-x3)
La investigación concluyó que Mark Cuban no tenía conocimientos de la conducta inapropiada de sus empleados. (AP / Archivo).

El dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, anunció hoy que donará $10 millones para adelantar la causa de las mujeres en el deporte y para apoyar organizaciones contra la violencia doméstica luego que una investigación detallara numerosos incidentes sexuales y conducta inapropiada en la franquicia por más de 20 años.

La investigación culpó a los Mavericks por permitir un ambiente laboral que permitía ese tipo de conducta inapropiada.

“Los hallazgos de una investigación independiente son problemáticos y te rompen el corazón. Ningún empleado de la NBA, o de cualquier lugar del trabajo, debe ser expuesto al tipo de ambiente laboral que se describe en el reporte”, dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver. “Aunque nada recompensará el daño causado por algunos exempleados de los Mavericks, los cambios en el ambiente laboral y los $10 millones que Mark ha acordado donar son pasos importantes en rectificar esta pasada conducta”.

La NBA también dijo que le requerirá cambios en la política de los Mavericks, siete meses después que un reporte de Sports Illustrated (SI) detallara ejemplos de largos años de un ambiente laboral hostil para mujeres en el lado empresarial del equipo. También hubo acusaciones de comportamiento inadecuado por parte del expresidente Terdermy Ussery, quien trabajó para Cuban por 15 años y fue investigado por acusaciones similares en 1998, dos años antes que Cuban comprara el equipo.

Poco después del reporte de SI, Cuban contrató a la antigua ejecutiva de AT&T Cynthia Marshall como presidenta del equipo. La NBA tomó nota de ese y otros cambios que los Mavericks ya habían implementado.

Investigadores independientes contratados por Cuban entrevistaron 215 empleados y exempleados de los Mavericks, y recibieron 1.6 millones documentos, incluyendo correos electrónicos.

La NBA aceptó las conclusiones de la investigación, que determina que no había evidencia de que Cuban sabía sobre uno de los hallazgos principales en el reporte de SI: que Ussery se prospasó con 15 empleadas mujeres, incluyendo toques y besos forzados.

Además, de acuerdo con el reporte, un exempleado de venta de taquilla veía y compartía imágenes pornográficas en el trabajo y hacía avances sexuales indeseados contra compañeras laborales.  Los Mavericks, además, hicieron un “error significativo de juicio” al permitir que el antiguo escritor del sitio web Earl Sneed mantuviera su trabajo pese a su involucramiento en dos casos de violencia doméstica, apuntó el reporte. Sneed fue despedido tras la historia de SI.

Un grupo consultor, que incluirá a Cuban, Marshall y representantes de la NBA, determinarán a dónde irán los $10 millones.  Por regla, la máxima multa que puede otorgar la NBA es de $2.5 millones.

Cuando el reporte de SI publicó, Ussery llevaba tres años fuera de los Mavericks. Anteriormente, había servido como comisionado de la antigua Asociación Continental de Baloncesto y fue endosado por el excomisionado de la NBA, David Stern. Ussery dejó los Mavericks para unirse a la compañía de ropa y calzado deportivo Under Armour, pero solo duró seis meses. Negó las acusaciones cuando publicó el reporte de SI.


💬Ver 0 comentarios