(semisquare-x3)
Ángel Edgardo García (centro), gerente de los campeones Capitanes de Arecibo, describió como “buenas noticias” la disposición de los jugadores a negociar. (GFR Media)

Tres directivos de equipos del Baloncesto Superior Nacional (BSN) acogieron de tibia manera la posibilidad de negociar con la Asociación de Jugadores sobre el tope salarial, cuando hoy, viernes, no mostraron receptividad a la contrapropuesta de que se eleve el límite de la escala a $60,000.

La junta directiva del BSN aprobó a mediados de diciembre un nuevo tope salarial más bajo de $40,000 para jugadores nativos con seis o más temporadas, por lo que la Asociación decretó un voto de huelga temprano este mes. Este pasado jueves, en cambio, el presidente del gremio, Carlos Rivera, dijo que él favorecería jugar bajo los mismos parámetros económicos del torneo de 2018 con un tope de $60,000

Hoy, los ejecutivos no necesariamente aplaudieron la propuesta. “Yo creo que cualquier fórmula que vengan a presentar, tiene que proveer parte de la solución”, dijo el apoderado de los Leones, Gerardo Misla, quien aseguró que el problema es que hay franquicias que no pueden operar con presupuestos tan altos como antes. 

“Creo que lo que falta aquí es no cerrarnos y simplemente dar un número (de un nuevo tope)”, dijo Misla.

Otro punto que aclararon por separado Misla y su homónimo de los Piratas de Quebradillas, Roberto Roca, es que los contratos con jugadores que ya existían antes de la imposición del tope de $40,000, se honrarán. De hecho, Roca subrayó que 11 de sus jugadores ya están bajo contrato para 2019, incluyendo dos que devengarán $60,000: Mike Rosario y Jorge Brian Díaz.

“Siempre hay ambiente para negociar”, dijo Roca, quien, sin embargo, advirtió las dificultades económicas que atraviesan para operar los equipos. “Tenemos una liga que ha ido bajando de 12 a ocho equipos. (Los jugadores) Pueden decir ‘no juego si no es por $60,000’. Pero yo puedo decir ‘no juegues’. El año pasado yo perdí $150,000’”, precisó Roca.

Por su lado, el gerente de los campeones Capitanes de Arecibo, Ángel Edgardo García, describió como “buenas noticias” la disposición de los jugadores a negociar. “Me habla de que hay voluntad de poder hablar del tema y buscar una salida donde todas las partes puedan salir bien”, dijo García.

Pero al preguntársele si un tope de $60,000 sería aceptable para los apoderados, García no contestó ni afirmativa ni negativamente, sino que habló de la realidad presentada por los equipos, en términos de la dificultad económica que tuvieron para operar en 2018 y las pérdidas que registraron.

“Los apoderados traen a consideración unas situaciones (económicas) que son realidad en lo que es el costo de operar. Pero quiero pensar que podemos tener la voluntad de hablar el tema, discutir y tomar la mejor decisión”, dijo García.


💬Ver 0 comentarios