Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El apoderado Gerardo Misla, de los Leones, tomó el micrófono en el coliseo Arquelio Torres de San Germán y se dirigió a los fanáticos. (Suministrada)

La negativa de los Leones de Ponce a jugar el partido del jueves en San Germán como protesta a la suspensión por 10 encuentros que impuso la liga al veterano armador Carlos Arroyo poco antes del inicio de la acción ante los Atléticos, es tan solo el más reciente episodio negativo que ha amenazado con empañar aún más la imagen del Baloncesto Superior Nacional (BSN).


💬Ver 0 comentarios