Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

De aprobarse el receso de Santurce, Wil Martínez podría ser parte de un sorteo especial. (horizontal-x3)
De aprobarse el receso de Santurce, Wil Martínez podría ser parte de un sorteo especial. (GFR Media)

El presidente del Baloncesto Superior Nacional (BSN), Fernando Quiñones, declaró “nulo” el contrato de transferencia de administración de la franquicia de Santurce y hoy la junta de directores de la Liga decidirá si los Cangrejeros participarán o no en el torneo 2018 que comenzará el 5 de mayo.

El pasado viernes, Quiñones le envió una carta al nuevo apoderado de los Cangrejeros, Ricardo García, para notificarle que el documento radicado ante el BSN sobre los acuerdos llegados para el traspaso de la franquicia con el anterior tenedor, Ariel Rodríguez, no cumplían con los requisitos del organismo. Y ayer, Quiñones citó a García y al coapoderado Camilo Domínguez a una reunión para discutir este asunto y nadie del grupo se presentó a las oficinas de la Liga, confirmó Quiñones. García ya se había excusado de la reunión, dijo Domínguez.

Hoy, de paso, los apoderados del BSN se reunirán para discutir el calendario de la temporada y la situación de los Cangrejeros será uno de los principales temas en el encuentro. Quiñones no precisó si la junta tomará la decisión de retirarle el visto bueno a los nuevos directivos de Santurce y así aprobar otro receso de los crustáceos para esta temporada. La junta ya le había aprobado un segundo año de dispensa a los Cangrejeros.

“Este es un asunto que vamos a hablar mañana (hoy) con la junta. Son asuntos internos y no puedo entrar en detalles del tema”, se limitó ayer Quiñones a contestar.

En la reunión del 3 de febrero en Camuy, la junta directiva de la Liga acogió una recomendación del Comité de Nuevos Apoderados, encabezado por el tenedor de los Cariduros de Fajardo, Félix “Felo” Rivera, para darle el visto bueno a García como apoderado con Domínguez y Rodríguez como coapoderados. Tras recibir la aprobación, García y Rodríguez tenían que someter los acuerdos de la transferencia de la franquicia.

Ambas partes sometieron el acuerdo de transferencia de franquicia, pero Quiñones encontró unas “deficiencias” en el documento.

La carta del BSN enviada a García establece que “el acuerdo de transferencia de franquicia es nulo e inválido para propósitos del BSN. El acuerdo está suscrito entre Brandecor of Puerto Rico, Corp y P.R. Logistics Charity, Corp. Esto es contrario al artículo 3.1 del Reglamento General del BSN, en el que establece que el BSN reconoce apoderados y no directores o juntas. El BSN le otorga la administración de sus franquicias solamente a apoderados, quienes son personas naturales… Por lo tanto, el contrato presentado ante el BSN es nulo ya que la corporación que comparece transfiriendo los derechos de la operación de la franquicia no los posee y la que comparece recibiéndolos no puede hacerlo”.

Quiñones agregó que García y Rodríguez “deben presentar un nuevo acuerdo, que sea cónsono con los Reglamentos del BSN, para que podamos proseguir con los procesos”.

En la misiva, Quiñones también le solicitó presentar “un presupuesto de los potenciales ingresos y gastos para la operación del equipo… un plan detallado de la reorganización del equipo… un estado financiero auditado… y evitar hacer anuncios sobre nombramientos que, al momento de hacerse, son contrarios a reglamentos aplicables y no se pueden llevar a cabo”.

Hasta ayer, el BSN no había recibido ningún nuevo acuerdo entre García y Rodríguez.

De confirmarse la baja de los Cangrejeros, el torneo se jugaría con ocho conjuntos: Quebradillas, Arecibo, Bayamón, Aguada, Ponce, Humacao, Fajardo y San Germán. Y los jugadores de los Cangrejeros como Wil Martínez, Larry Ayuso, Christian Dalmau y Ángel Ayala irían a un sorteo especial.

Al cierre de esta edición, El Nuevo Día no obtuvo una reacción oficial de Domínguez.


💬Ver 0 comentarios