Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ponce busca situarse entre los mejores de la Liga de las Américas (semisquare-x3)
El delantero Carlos Emory estará activo con los Leones en esta fase. No vió acción en la primera ronda. (David Villafañe)

Ponce - A pesar de que ya jugaron en el 2014 en la Liga de Las Américas, es ahora que los Leones parecen haberse matriculado en el club de los equipos elites del hemisferio. Pero todavía les falta un paso.

O más bien, tres grandes escollos que deberán superar si aspiran a convertirse en uno de los cuatro mejores equipos del torneo de FIBA Américas que luego disputarán a mediados de marzo el título de campeones.

Por lo pronto Ponce tendrá las manos llenas a partir de esta noche (8:00 p.m.), cuando se enfrente en la apertura de la segunda ronda, al equipo que lo venció al cierre de la primera vuelta celebrada aquí en el Auditorio Pachín Vicens, Weber Bahía Blanca.

Luego de asegurar su pase a la siguiente fase, los Leones y Weber se midieron y los argentinos salieron por la puerta ancha al vencer en tiempo extra 96-92 a los locales.

El dirigente de los Leones, Nelson Colón, es el primero que reconoce el gran nivel que enfrentará su equipo con la presencia además de los quintetos de San Lorenzo (Argentina) y Hebraica Macabi (Uruguay).

“Entiendo que este es el ‘round’ más difícil, el más duro, por los equipos que vinieron y como están jugando en sus respectivas ligas, y cómo terminaron jugando la primera ronda del torneo. Un San Lorenzo que debe ser el favorito para ganar la Copa, un Hebraica que es un equipo sólido con veteranos que conocen el juego y que han jugado en Puerto Rico. Y el Weber, que es el equipo más joven, pero el que más rápido juega, que más piernas tiene y que más energía le imprime a su defensa”, analizó Colón ayer, previo a una sesión de práctica de práctica de alrededor de 90 minutos. “O sea que todos los días tenemos un reto y todos los días los vemos de manera distinta”.

Una muestra de lo que la fanaticada de Ponce y del baloncesto local verá en el Pachín, se evidencia en el hecho de que entre los 16 equipos que jugaron repartidos en cuatro sedes la primera ronda, o fase de grupos, aquí estarán activos desde hoy hasta el domingo seis de los mejores 10 anotadores.

Dura competencia

San Lorenzo trae al que fue el segundo mejor anotador de la primera ronda, Gabriel Deck, un alero que encestó 176 puntos en tres partidos para promedio de 25.3 por noche. Lo más importante es que coló el 69.9% de campo.

A Deck le siguió el alero boricua de la Selección y de los Leones, Ángel Daniel Vassallo, con 66 puntos, para 22 por desafío.

Hebraica trae a Michael Hicks y a Leandro García, que fueron el cuarto y el séptimo mejor en anotaciones con 21.7 y 19.7 por juego, respectivamente. Bahía Blanca tuvo al centro Anthony Johnson entre los líderes (octavo) con 19.3 puntos por cotejo, y Ponce añadió al refuerzo Hakim Warrick, quien cerró esa fase noveno en puntos con 58, empatado con Johnson, también con 19.3 por noche.

Colón espera que de lo negativo del revés ante Weber Bahía Blanca, sus muchachos hayan sacado la fórmula para ganarles esta noche y arrancar con el pie derecho la segunda fase.

“La experiencia contra ellos nos va a poner más cerca de las cosas que tenemos que hacer, cambiar la mecánica de juego, defender de manera diferente, movernos de manera diferente y poder anticipar mejor (las jugadas del contrario)”, dijo el piloto.

En ese sentido, Víctor Liz, quien no pudo ver acción en el último partido de Ponce ante Bahía Blanca tras un golpe en la pantorilla que llevó al cuerpo técnico a descansarlo, cree que la defensa para detener la carrera de los argentinos para conseguir lo que los Leones no pudieron en febrero, cuando cayeron en tiempo extra tras desperdiciar una ventaja en los últimos minutos del cuarto parcial.

“Ya jugamos contra ellos pero no estábamos completos y ahora, con la integraión de Devon Collier y que vamos a estar más completos, vamos a poder defender mejor. Esa es una parte en que nos hemos enfocado porque sabemos que tenemos la ofensiva y que si los frenamos a ellos en mitad de cancha, vamos a tener oportunidad”, dijo Liz, quien practicó ayer y dijo estar libre de dolencias.

El base Carlos Arroyo, uno de los refuerzos que los Leones firmaron antes de que arrancara la Liga, se mostró a gusto con la idea de jugar de nuevo en su ‘casa’. “Estamos contentos con esta oportunidad de estar en casa. Son unos equipos bien competitivos, bien ofensivos, y estamos preparándonos día a día para esta ronda”.

El veterano armador destacó que la presencia de Liz le dará otra dimensión ofensiva y defensiva al equipo de Ponce ante Bahía Blanca, al tiempo que también subrayó que el equipo estará más completo con la participación del delantero Carlos Emory.

Por su parte, el apoderado de los Leones, Gerardo Misla se mostró entusiasmado con traer a la Ciudad Señorial la sede de la segunda ronda.

“El apoyo de la fanaticada en la primera sede fue bien bueno, cuatro mil y cinco mil personas por noche... se dio muy bien. Con respecto a FIBA, vieron ese producto y entiendo que les gustó, y en un momento dado se nos acercaron diferentes personas a ver si íbamos a pedir la segunda ronda, y dijimos que sí”, dijo Misla, quien aclaró que compitieron otras ciudades candidatas a montar la segunda ronda.

“Estamos bien enfocados, lo vemos cerca. Sabemos que tenemos el equipo para hacerlo y llegar a una final y luchar por el campeonato. A Ponce lo pondría en un papel como club dentro de América, nos pondria a escribir otra página en una historia ya legendaria como la tiene este equipo”, concluyó Colón.

Los otros semifinalistas de la Liga ya están definidos: Fuerza Regia de México y Guaros de Lara de Venezuela.


💬Ver 0 comentarios