Puerto Rico perdió ante España en el partido de la Copa del Mundo FIBA celebrado en China.

GUANGZHOU, China. – Puerto Rico obligó a una potencia mundial sudar la gota gorda hasta el periodo final, antes de sufrir un revés en la segunda jornada de la Copa Mundial de FIBA en la acción del Grupo C.

España, el segundo mejor equipo en el ranking de FIBA, salió con el triunfo 73-63 sobre los puertorriqueños para avanzar a la ronda de los mejores 16 del certamen.

Con este resultado, los boricuas jugarán el miércoles ante Túnez por el pase a la segunda ronda del certamen. El partido iniciará a las 4:30 a.m. (hora de Puerto Rico).

Ambos equipos entrarán a la última jornada con 1-1. Túnez venció hoy a Irán.

Puerto Rico fue un digno rival. Dominó el primer parcial (21-17) y cayó abajo por un solo punto (36-35) al cierre de la primera mitad. Y hasta restando menos de dos minutos estuvo a seis puntos de los europeos. Su intensidad defensiva fue clave para mantenerse peleando en el encuentro. Le faltó ritmo ofensivo ante un rival de mayor estatura y mollero. La fanaticada boricua presente en las gradas se mantuvo alentando a su equipo y al final le rindió un aplauso.

Primer parcial

Esta vez, los boricuas arrancaron con la intensidad necesaria para competir con España y así lo hicieron en los primeros 10 minutos. Dominaron el segmento 21-17 al esforzarse al máximo en ambos lados de la cancha. Casiano rotó 10 jugadores y la segunda unidad cerró el parcial con un avance de 5-0. Los europeos apenas atinaron seis tiros de campo en 21 lanzamientos.

Segundo parcial

La ventaja de los puertorriqueños aumentó (29-23) en los primeros cuatro minutos con dos triples de Ángel Rodríguez, al tiempo que la defensa continuaba ejecutando a un alto nivel.  Pero la ofensiva desapareció en los siguientes minutos y España encontró un mejor ritmo ofensivo para montar un avance que les devolvió la delantera 32-29. El combinado nacional estuvo tres minutos sin anotar hasta que Renaldo Balkman produjo un canasto (32-31). Una cesta de Devon Collier restando ocho segundos acercó a los boricuas 36-35 al cierre de la primera mitad. El conjunto se retiró al camerino con el aplauso de los fanáticos puertorriqueños que se encontraban en las gradas.

España apenas lanzó de 17-2 desde la línea de tres puntos en la primera parte del juego, al tiempo que Puerto Rico registró un 36% de campo. Rodríguez fue el mejor por los boricuas con nueve puntos, mientras que Ricky Rubio hizo 10 tantos por los españoles.

Tercer parcial

Puerto Rico tuvo un frío comienzo ofensivo y España logró un avance de 7-0 para ampliar la ventaja, 43-35. El primer canasto vino con 6:14 de parte de Gary Browne, quien contagió a sus compañeros para un rally de 8-2 que volvió a cerrar el marcador 45-43.

Fue cuando vino el halón grande de los europeos para ir definiendo el encuentro. Gasol y Sergio Llull se adueñaron de la ofensiva de los europeos al anotar los siguientes 12 puntos sin respuesta de los boricuas para conseguir su primera ventaja en doble cifra, 57-43, restando 16 segundos. No fue hasta restando un segundo que Devon Collier anotó dos tiros libres para detener el avance de su oponente. España entró al periodo final con ventaja de 57-45. Gasol fue puro veneno con 11 puntos en el segmento, mientras Llull anotó los últimos ocho tantos de su equipo.

Cuarto parcial

Puerto Rico continuó sin encontrar un ritmo ofensivo para que España volviera a aumentar la ventaja a 14 puntos (63-49) en los primeros cuatro minutos del juego.

Puerto Rico no se quitó y se acercó 69-63 con 1:57 por jugar, pero el esfuerzo no fue suficiente para alcanzar a su rival.


💬Ver 0 comentarios