Carlos Arroyo deja atrás a Dwyane Wade para anotar dos de sus 24 puntos en el triunfo de Puerto Rico sobre Estados Unidos el 15 de agosto de 2004 en Atenas. (GFR Media)

Hace tres lustros, en lugar de estar dirigiendo, Eddie Casiano era el escolta estrella del Equipo Nacional con 31 años, el otrora pívot José "Piculín" Ortiz se encontraba aún activo con la camiseta de Puerto Rico, y un Carlos Arroyo con tres temporadas de experiencia en la NBA exhibía su mejor baloncesto.

Un día como hoy, hace 15 años en Atenas 2004, esos y otros nueve canasteros del Equipo Nacional hicieron historia propinándole al combinado de Estados Unidos su primera derrota en Juegos Olímpicos desde que integraron a las estrellas de la NBA en 1992.

Carlos Arroyo encabezó el espectáculo con 24 puntos, siete asistencias, cuatro rebotes y cuatro cortes de balón para darle a Puerto Rico una resonante victoria por margen de 19 puntos, 92-73, en el primer partido para ambos equipos en el torneo de baloncesto de esas Olimpiadas.

Casiano, hoy día dirigente de la Selección Nacional, le siguió con 18 tantos y Larry Ayuso con 15.

Puerto Rico quedó eventualmente fuera de la ronda de las medallas y terminó en sexto lugar en esos Juegos con balance de 3-4, pero al sol de hoy todavía ese triunfo sigue resonando como uno de los más impactantes en la historia deportiva del país.

Estados Unidos, que desde que integró a sus enebeístas a las competencias de alto nivel como Mundiales y Olimpiadas había masacrado a la oposición, nunca había perdido un partido en los Juegos de Verano hasta que se cruzó con Puerto Rico en dicho partido.

Julio Toro fue el dirigente, mientras la plantilla de jugadores la completaron Daniel Santiago, Sharif Fajardo, Rolando Hourruitiner, Bobby Joe Hatton, Peter John Ramos, Rick Apodaca, Christian Dalmau y el exdelantero Jorge Rivera.

Por Estados Unidos, integraron el equipo, entre otros, los entonces noveles LeBron James y Carmelo Anthony, y veteranos como Tim Duncan y Allen Iverson.

Para el llamado 'Dream Team' de Estados Unidos, habituado a colgarse la medalla de oro fácilmente, fue un torneo desastroso a pesar de terminar con la medalla de bronce. Luego del revés aparatoso ante Puerto Rico, en esos mismos juegos perdió 94-90 contra Lituania en la fase de grupos y ante Argentina en las semifinales, por marcador de 89-81.


💬Ver 0 comentarios