Ramón Clemente con los Indios de Mayaguez la temporada pasada. (GFR Media) (semisquare-x3)
Ramón Clemente con los Indios de Mayaguez la temporada pasada. (GFR Media)

El delantero nacional Ramón Clemente tiene muy clara en su mente su primera experiencia en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) en 2009, en uniforme de los Indios de Mayagüez, cuando llegó hasta la postemporada y tuvo que enfrentar a los Vaqueros de Bayamón en una serie semifinal, solo para ver cómo se eliminaba.

Tres años después, el delantero volvió a medirse a unos Vaqueros en semifinales y consiguió el dulce desquite en ruta a adelantar a la serie final y lograr su primer campeonato del BSN, primero también en la historia de la franquicia.

Ahora, Clemente, que está en el lado de los Vaqueros, experimentará de primera mano la gran tradición de la franquicia que dijo comenzó a conocer desde aquel instante, y no hace otra cosa que pensar nuevamente en conquistar un título.

“Mi primer año fue en 2009. Ese año llegamos entre los mejores cuatro (semifinales) y jugamos contra ellos (Vaqueros). Jugué contra Dan Santiago (Daniel, el expívot nacional) y ese año ellos ganaron el campeonato. Recuerdo haber jugado en contra de Franklin Western (hoy el gerente general), Christian Dalmau y esos tipos”, rememoró Clemente.

“La tradición es tremenda en Bayamón, y ser parte de esto es grandioso. Mayagüez no está, así que ser parte de este equipo ahora es casi como estar en casa. Es un nuevo comienzo. Estoy aquí ahora para mejorar a Bayamón. Ahora soy un jugador de Bayamón”.

Irónicamente, su participación con los Vaqueros se da porque su equipo de Mayagüez optó por recesar para esta campaña, y Bayamón lo reclamó entonces en el sorteo pretemporada.

Tras participar en la liga de Argentina, llegó a la isla esta semana y debutó en grande con los Vaqueros el miércoles al aportar 26 puntos  en la victoria 86-75 sobre los Cariduros de Fajardo.

“Venir aquí a un equipo en primer lugar, definitivamente es un gran sentimiento. Quiero contribuir a lo que estos muchachos están haciendo”, dijo previo a su debut de esta temporada, en el que tiró perfecto desde el área de los tres puntos (3-3) y en total tuvo porcentaje de campo de 76% al irse de 13-10 ante los Cariduros.

En Mayagüez, Clemente fue parte del campeonato de 2012 bajo el mando del dirigente Eddie Casiano, ahora piloto del Equipo Nacional, del que el delantero también es parte. Y Clemente ve similitudes entre aquella edición de los Indios y estos Vaqueros, que comanda Nelson Colón.

“Son similares. Me refiero a fuera de la cancha. Ese equipo era bien familiar y la conexión entre los jugadores era tremenda. En 2012 éramos como hermanos, nos divertíamos. Es la misma clase de atmósfera (en Bayamón) tan pronto llegas al camerino. Todo el mundo unido. Eso es importante para un equipo, especialmente cuando compites por un campeonato”, agregó.

“Todavía es temprano en la temporada, pero de la manera que estos muchachos se comportan fuera de la cancha, eso se transporta a lo que pasa en el tabloncillo”.

Y lo que ha pasado hasta ahora es que los Vaqueros arrancaron al frente desde el tiro inicial en la temporada y marchan primeros en la liga con récord de 9-4 y 1.5 juegos de ventaja sobre Arecibo y Quebradillas. Clemente está consciente que viene a reforzar a un quinteto que ya de por sí lucía completo y con una rotación muy amplia, posición por posición.

Como delantero, se une a un elenco fuerte y sólido en la pintura con el delantero Devin Williams y el pívot cubano Ismael Romero. Clemente, que vino del banco en su primer juego, se une en las reservas a Benjamín Colón y a Christian Soto, que hasta el momento habían sido las primeras sustituciones en las posiciones cinco y cuatro.

“Son menos minutos pero lo que significa es que no nos vamos a quedar sin gasolina”, agregó Clemente sobre la realidad de que el dirigente está dando tiempo de juego a todos sus canasteros.

“No creo que aquí nadie esté preocupado en las estadísticas. Creo que todos están preocupados por ganar. Obviamente cuando ganas, las cosas se ponen mejor. El juego individual es chévere, pero no llega muy lejos. El campeonato es lo que realmente es importante”.

Con Mayagüez, Clemente viene de promediar la campaña pasada 13.4 puntos, 5.2 rebotes y 1.2 asistencias.


💬Ver 0 comentarios