Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Will Martínez promediaba 11.0 puntos por juego antes del partido de ayer contra los Capitanes de Arecibo. (semisquare-x3)
Will Martínez promediaba 11.0 puntos por juego antes del partido de ayer contra los Capitanes de Arecibo. (David Villafañe)

Arecibo - Will Martínez conoce muy bien el significado de la palabra "incertidumbre", pues fue lo que vivió en pasados meses antes del inicio de esta temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Martínez, finalmente, llegó a Fajardo luego de pasar por dos franquicias en el periodo muerto. Primero entró al sorteo especial de los equipos recesados, cuando los Gallitos de Isabela solicitaron una dispensa.

Luego en el sorteo fue reclamado por los Cangrejeros de Santurce, quienes intentaban regresar al organismo. Santurce le pagó la deuda de la pasada temporada, pero, posteriormente, la liga del BSN no aprobó a los nuevos administradores y la franquicia recesó una vez más. 

La incertidumbre volvió a reinar en la vida de Martínez. La liga le otorgó la agencia libre a los jugadores de los Cangrejeros y fue así que Martínez llegó a los Cariduros, teniendo un rol relevante en la rotación de los Cariduros.

“Fue un proceso largo la situación de Isabela. Creo que allá no se pudo jugar por la situación del coliseo. Tenía una deuda (los Gallitos no habían saldado su salario) y había hecho una querella con la liga porque no se me había cumplido con el pago y salió que Isabela iba a recesar”, recordó Martínez, quien en tres años de acción en el BSN (dos con los Atléticos de San Germán y uno con los Gallitos) promedia 10.1 puntos.

“No tenía idea de que Santurce me escogió. Uno hace la asignación, como se dice, y no estaba escuchando cosas buenas. Decidí echarme para atrás un poco y darle tiempo al tiempo. Nunca estuve de mala con ellos”, dijo ayer Martínez a El Nuevo Día previo al desafío ante los Capitanes en Arecibo.

“Aquí en Fajardo le doy gracias a Felo (Rivera, apoderado) porque tan pronto quedé agente libre pudimos tener una negociación favorable y me siento cómodo en el equipo”, agregó.

“Jugar con Carlos (Arroyo), Filiberto (Rivera), no se da todos los días. Son chamacos ganadores. Yo, en realidad, llevaba tres años en la liga que no estaba en un equipo competitivo. Quería tener esta oportunidad y, de hecho, aportar al equipo”.

El escolta, de 25 años, destacó que de regresar el equipo cangrejero al BSN en la próxima temporada  tendría que volver al conjunto.

“Todavía pertenezco a Santurce porque ellos pagaron la deuda, pero no sé si ellos regresan el año que viene. No sé que va a pasar y si tengo que regresar con ellos. Ya para el 2020 soy agente libre restringido, que ahí tendría que ver las ofertas y la mejor que me convenga. Pero ahora estoy enfocado en Fajardo”, destacó Martínez, quien promediaba 11.0 puntos antes del juego de ayer.

Martínez, quien viene de reforzar al CD Castro de la Liga de Chile y donde promedió 22.9 puntos, indicó que el jugar con los Cariduros le servirá para continuar su crecimiento como jugador.

“Primero fui Novato del Año (2015), después tuve un segundo año bueno y el año pasado fue excelente. El venir a este equipo es de mucho aprendizaje. Aquí yo no tengo que echarme el equipo encima. Aquí lo que tengo que hacer es cumplir con la cuota, como uno dice acá en el básquet. Creo que lo estoy haciendo muy bien”, dijo.

Cuando se le preguntó si ya había recibido ofertas para regresar a Chile señaló que la “meta es siempre conseguir trabajo internacionalmente. De esto es que vivo. Hay varias personas interesadas en mí. Mi enfoque es seguir trabajando en mi juego”.


💬Ver 0 comentarios