Aldemar Burgos fue el campeón bate y el Novato del Año en la pasada campaña con los Gigantes. (GFR Media) (horizontal-x3)
Aldemar Burgos fue el campeón bate y el Novato del Año en la pasada campaña con los Gigantes. (GFR Media)

         Tal parece que Aldemar Burgos tomó las cosas en el terreno de juego donde las dejó en el invierno pasado, pero el prospecto de los Gigantes de Carolina asegura que sus metas van más allá de actuaciones individuales.

                El jardinero de 21 años ha tenido un sólido comienzo de campaña con los Gigantes luego de que en la pasada temporada se coronara campeón de bateo con promedio de .403 y conquistara el título de Novato del Año.

                En sus primeros ocho juegos de temporada, Burgos, perteneciente a la organización de los Padres de San Diego, está bateando para .357 con un jonrón y cinco carreras remolcadas, sin incluir la jornada de anoche.

“Esta es una temporada nueva y obviamente hay que tener metas nuevas. Tengo un propósito con el equipo.  La meta es entrar a los playoffs. Y más con este equipo. Es uno muy unido. Esa es una de las ventajas que me está ayudando para tener un mejor desempeño en el bateo”, dijo ayer Burgos, quien hasta ayer marchaba quinto entre los líderes de bateo en el torneo.

“Estoy consciente de las expectativas de la gente. Me tengo que enfocar con las expectativas del equipo. Esas son las expectativas que yo me preocupo más. Sé que queremos entrar a los playoffs y eso es lo más importante. Estoy en la página de ellos (equipo). No puedo estar en otra. No en nada personal. Con el trabajo que yo pueda hacer, muchas cosas pueden pasar. Y eso está pasando ahora mismo”.

Burgos forma parte de una talentosa escuadra carolinense que ha venido combinando muy bien el talento joven con jugadores de experiencia en este nivel invernal. Prospectos como Delvin Pérez e Isan Díaz forman parte de este grupo. “Este equipo está entero y no es porque sea el mío. Los veteranos nos están ayudando a los novatos. Me gusta la química que hay entre novatos y veteranos. No hay discrimen. Todos dando la mano. Estamos batallando como buenos guerreros”.

Burgos habla obviamente de la actuación de los Gigantes, que sin incluir el partido de anoche llevaban seis triunfos al hilo. Carolina lideraba la tabla de posiciones con balance de 6-4. “Esto es un trabajo en equipo. La otra vez yo me fui de 5-0 en Mayagüez y ganamos. Lo tomé como si me hubiese ido de 5-5. Este equipo está bateando. Siempre voy a hacer lo posible por embasarme, pero como dije esto ese en equipo. No es mi trabajo sobresalir”.

Nacido en San Juan, Burgos recibió su primera gran oportunidad de juego en este nivel en la pasada temporada y no hizo quedar mal a la gerencia de los Gigantes. Con un año más de experiencia, el bateador derecho se ve con mucha más confianza en el plato.

“Me siento con más experiencia este año. Estoy bregando con la selección de pitcheo, reconocimiento de la zona de los pitchers y sus conteos. Esas son las cosas que estoy trabajando. Le estoy poniendo más énfasis en los juegos”, admitió Burgos, egresado de la Carlos Beltrán Academy y reclamado por los Padres en la octava ronda en el sorteo del 2015.

Burgos espera que su desempeño pueda ayudar a su equipo a lograr el objetivo de llegar a los playoffs en esta campaña. En el orden individual confía que esta experiencia pueda contribuir a que llegue a los entrenamientos primaverales con un mejor enfoque.

“No tengo idea de lo que va a pasar. El año pasado tenía unas expectativas, pero no se dieron. Acepté los retos. Tuve en un nivel más alto (Clase A media). Vivir paso a paso. Pitcheo a pitcheo como decimos los peloteros. Si me desenfoco pensando lo que va a pasar, las emociones se pueden salir de lugar. Eso no es lo que quiero. Eso lo aprendí el año pasado, como controlarme dentro del terreno. Vamos a ver lo que pasa”.


💬Ver 0 comentarios