(semisquare-x3)
Manny Machado, de los Dodgers de Los Ángeles, recarga los brazos en una barra del dugout, tras la derrota en la Serie Mundial ante los Medias Rojas de Boston. (AP)

Atlanta— Con mucho dinero para gastar, los Yankees de Nueva York podrían pujar por los servicios de Manny Machado. Pero primero, el toletero tendría que dar algunas explicaciones. 

Al llegar a Atlanta para las reuniones de dos días entre los propietarios de equipos de las Grandes Ligas en un hotel contiguo al SunTrust Park de los Bravos, Hal Steinbrenner discutió el estado de un club que tiene una de las plantillas jóvenes más dinámicas del béisbol, pero que ha sido eliminado en las últimas dos postemporadas. 

El dueño de los Yankees cuenta con liquidez, luego de quedar por debajo del límite del impuesto de lujo la temporada anterior, algo que no había ocurrido con este equipo desde que dicha sanción económica entró en vigor en 2003. Si bien la prioridad es un abridor, Nueva York es mencionado también como un contendiente para hacerse de uno de los grandes nombres de la agencia libre en el invierno. 

Machado es un pelotero dinámico. Sin embargo, arrastra una carga pesada, incluida su reputación como un jugador sucio y su declaración en la que negó ser “el tipo de pelotero que va a ser Johnny Hustle”, en referencia a que no va a esforzarse al máximo en cualquier situación. 

El dominicano fue sujeto de críticas por correr a media velocidad tras batear un roletazo durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. 

“Ciertamente, esos comentarios son preocupantes”, dijo Steinbrenner durante un encuentro con un pequeño grupo de reporteros en el vestíbulo del hotel. Rápidamente añadió que sería trabajo del gerente general, Brian Cashman, determinar si los comentarios impedirían a los Yanquis ir por un jugador así. 

Nueva York necesita un campocorto al menos para la primera mitad del 2019, luego que Didi Gregorius se lesionó el codo de lanzar en el segundo juego de la Serie Divisional, por lo cual se someterá a una cirugía reconstructiva Tommy John. 

“Si estamos interesados en un jugador, nos sentamos con él, hablamos cara a cara con su agente y les preguntaremos: ‘¿De dónde vino esto? ¿Cuál era contexto en torno a la entrevista completa? ¿Qué punto tratabas de expresar? ¿Cómo lo justificas?’”, señaló Steinbrenner. “Porque eso no va a vender a la hora en que juguemos béisbol”. 

Steinbrenner insistió también en que muchos jugadores con reputaciones de problemáticos terminan comportándose bien en Nueva York. 

“Tenemos un gran camerino”, sostuvo. “Simplemente no toleran muchas tonterías de los jugadores, ya sea un novato recién llegado o jugadores nuevos — incluso si son veteranos — que se integran. Ese es un problema que me preocupa menos. Pero la conformación es una parte importante de lo que buscamos. Nosólo es algo analítico”. 

Machado no parece una prioridad. Secundando los comentarios recientes de Cashman durante la reunión de gerentes generales en California, Steinbrenner indicó que la débil rotación de abridores debe ser atendida. 

En la derrota 3-1 ante los Medias Rojas en la Serie Divisional, Masahiro Tanaka fue el único abridor que duró cinco innings. J.A. Happ, el dominicano Luis Severino y CC Sabathia sufrieron cada uno derrotas luego de combinarse para conceder 14 carreras limpias en ocho entradas, una efectividad de 15,75. 

“Tenemos que añadir piezas”, aceptó Steinbrenner. “Nuestro pitcheo abridor tuvo dificultades en octubre. Eso fue obvio. Tanaka fue el único que tuvo una buena apertura en la Serie Divisional, así que tenemos trabajo que hacer”.


💬Ver 0 comentarios