Carlos Correa (semisquare-x3)
Carlos Correa. (AP)

Boston – Cuando esta noche se ponga en marcha la serie de campeonato de la Liga Americana entre los monarcas defensores de la Serie Mundial, Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston, la afición boricua tendrá razones de sobra para ponerle atención especial a este careo.

No solo se presenta como un interesante duelo de pitcheo del más alto nivel, como lo reflejan los abridores de hoy (Justin Verlander por Houston y Chris Sale por Boston), sino también dos equipos sumamente ofensivos con muchas herramientas para marcar carreras de distintas maneras. Y como atractivo especial para los seguidores del béisbol en la isla, tres puertorriqueños estarán en el terreno como jugadores y otros cuatro boricuas estarán ocupando sus posiciones como coaches, encabezados por el dirigente de los Medias Rojas, Alex Cora.

Por los Astros estarán en el terreno los boricuas Carlos Correa y Martín “Machete” Maldonado, mientras que tras bastidores, Josué Espada estará activo en su función de coach de banco, y Alex Cintrón como coach de primera base.

Del lado de los Medias Rojas, el receptor Christian Vázquez será el único jugador, pero el equipo cuenta con tres piezas importantes detrás del telón.

Cora es apenas el segundo dirigente boricua en las Mayores y hasta ahora ha lucido con creces al vencer en la serie divisional a los Yankees de Nueva York.

Aparte de él, estará Ramón Vázquez, quien es el enlace entre el departamento de informática de los Medias Rojas y el cuerpo de entrenadores. Completa el grupo, Eddie Romero, quien es el asistente del gerente general de Boston.

“Estoy emocionado y loco porque empiece. Tenemos tremendo equipo. Hay que salir a disfrutar y a jugar la pelota como siempre hemos jugado”, dijo ayer a El Nuevo Día uno de los receptores de los Medias Rojas, Christian Vázquez. “Superorgulloso de ellos también, y de seguir representando a nuestra isla en grande. Es lindo verlos al otro lado, en el otro dugout”, agregó en alusión a la oportunidad de jugar en una serie de este nivel, junto a otros compatriotas aunque sean rivales.

Para Cora, hay mucho significado en esta serie de campeonato, sobre todo por la calidad de juego que se verá en el terreno. Boston fue el mejor equipo en la regular con 108 victorias y Houston segundo con 103. “Estoy contento. Orgulloso de que el grupo pueda estar en esta situación. Nos vamos a enfrentar a un equipo (Houston) que ha hecho cosas especiales en el último año y medio, y son un equipo sumamente completo. Debe ser una serie tremenda, con jugadores de impacto”, dijo Cora.

“Tengo muchas amistades allá (Houston), pero de mañana (hoy) en adelante ellos quieren lograr lo mismo que nosotros tenemos como meta, y es ganar cuatro juegos. Es algo especial y algo que siempre vamos a recordar, por las personas que trabajan con los Astros”, agregó Cora, quien fungió como coach de banco de los Astros en la pasada temporada.

Emocionado Correa

Mientras, Correa dijo sentirse “bien emocionado. Uno nunca puede tomar por hecho estas oportunidades. Estar aquí cada año es un privilegio. Queremos repetir, no nos conformamos con ganar un campeonato”, dijo. “Es un privilegio estar en esta etapa. La fanaticada en Puerto Rico va a estar pendiente y la verdad es que uno lo hace con mucho orgullo para tu equipo, tu familia y tu fanaticada allá en la isla”, agregó Correa.


💬Ver 0 comentarios