(vertical-x1)
Correa y su dirigente aseguran que está listo para lo que queda de octubre. (AP) (AP / Charles Krupa)

Boston - Carlos Correa es de los que piensa que lo más importante no es cómo comienzas, sino como terminas la temporada.

Y con eso en mente, el campocorto boricua de los Astros de Houston está enfocado en elevar su nivel de juego en la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Medias Rojas de Boston y así dejar en el olvido un bajo rendimiento en la fase regular que se vio afectado por una lesión en la espalda.

Durante la campaña regular, Correa no tuvo la misma actuación que había tenido en sus primeros tres años, incluyendo su gran aportación en los playoffs de 2017 para contribuir a la conquista del título de campeones de los Astros en la Serie Mundial.

“Creo que mi primera mitad de temporada fue bastante buena. La segunda mitad obviamente fue trágica porque nunca estuve saludable, pero son cosas que uno pone en el pasado. Ahora me estoy sintiendo muy bien y mi meta es poder ayudar a mi equipo a ganar un campeonato nuevamente”, dijo Correa a El Nuevo Día en un aparte en el Fenway Park, tras tomar parte en una práctica de bateo previo al inicio de la serie.

Debido a una dolencia en la espalda, Correa perdió más de 40 partidos a partir del 26 de junio. Terminó jugando 110 desafíos y sus números no estuvieron cerca en comparación a los registrados en años anteriores. Por ejemplo, no llegó a los 100 hits por primera vez desde su debut en el 2015. Tampoco alcanzó la cifra de 20 jonrones.

Y después de batear por primera vez en su carrera .300 o más de promedio, con un .315 el año pasado, esta pasada campaña regular registró el más bajo con .239.

“Es un ganador”

Correa ha dicho que la dolencia en la espalda limita su movimiento del torso para hacer swing en la caja de bateo. Pero él y su dirigente aseguran que está listo para lo que queda de octubre.

“Él puede ayudarnos a ganar. Es un ganador. Su espalda ha estado molestándolo por mucho tiempo durante la temporada. Pero ha podido sobrellevarlo”, destacó, por su parte, el piloto de Houston, A.J. Hinch, durante una conferencia de prensa.

Cuando el campocorto establece la diferencia entre la primera y la segunda mitad de la temporada, lo dice por lo que reflejan sus números. Tras batear para un aceptable .268, con 13 jonrones y 49 carreras remolcadas en la primera parte de la temporada, en la segunda parte solo bateó .180 y dio apenas dos cuadrangulares con 16 impulsadas.

Hay que tener claro también que solo participó en 37 partidos en la segunda mitad, luego de abrir en 73 encuentros antes de la pausa del Juego de Estrellas en julio.

Pero él prefiere dejar todo eso donde está; en el pasado. Y está seguro que con una buena demostración en esta serie ante Boston, o en lo que le pueda restar de participación a los Astros en los playoffs, la gente olvidará su actuación de la campaña regular. Pero Correa, Novato del Año de laLiga Americana en 2015, no está pensando en sí mismo, necesariamente.

“La postemporada es la oportunidad... la gente en el béisbol siempre se acuerda de lo último que tú haces, y creo que si ayudo a mi equipo a ganar un campeonato, se convierte en una temporada superbuena porque al final del día tengo que poner lo individual a un lado y saber que también tengo un equipo al que ayudar. Y si ganamos el campeonato, va a ser un gran logro para nosotros”, dijo hablando en nombre del colectivo de los Astros.

Mejoría en la salud

Aunque su participación en el inicio de la serie de campeonato contra Boston anoche, llegó hasta ponerse en duda hace unos días luego de que se sintiera resentido durante la serie divisional ante los Indios de Cleveland, Correa aseguró que ha estado recibiendo terapias seguidas y se siente mejor.

“Se está tratando cada día, pero se siente mejor de lo que se sentía durante la temporada regular. Ahora mismo se siente muy bien”, aseguró Correa.

Y para Hinch, el boricua ya dio una buena señal en el final de la serie divisional, cuando Correa le dio el puntillazo final a los Indios de Cleveland, que perdían 7-2 el tercer juego. El santaisabelino vino a la caja de bateo con dos compañeros a bordo y conectó su primer jonrón de la postemporada, un batazo de 366 pies, que sacó el juego del alcance de Cleveland, en ruta a una barrida 3-0 que les dio el pase a los Astros a la serie de campeonato. Vaya manera de despertar en la serie, tras irse de 9-0 en sus turnos previos.

“El cuadrangular a la banda contraria en conteo de 3-0, fue un gran impulso para nuestro dugout y una gran motivación para él. Su defensa ha sido muy buena durante todo este tiempo”, elogió Hinch a su jugador.

Cambios en la preparación

Correa anticipó que hará cambios en su preparación durante el tiempo muerto, una vez concluya esta temporada.

“Para el off season ya tengo todo organizado para la preparación y para recuperarme 100 por ciento de la espalda, y volver a ser el pelotero que yo soy, el año que viene. La lesión fue algo que no se pudo controlar; fue haciendo un swing durante un juego, pero lo que se puede controlar es lo que hacemos después que eso sucede. Y obviamente trataré de recuperarme de la espalda a un 100 por ciento”.


💬Ver 0 comentarios