(semisquare-x3)
Alex Cora en tarima con el trofeo de la Serie Mundial. (Gerald López Cepero)

El dirigente Alex Cora y un puñado de integrantes de los Medias Rojas de Boston festejaron por todo lo alto el sábado su campeonato de Serie Mundial en el municipio de Caguas junto a cientos de fanáticos que llegaron hasta el Paseo de las Artes para alabar al oriundo de la Ciudad Criolla. 

Boston venció a los Dodgers de Los Ángeles el pasado fin de semana en cinco juegos para ganar su cuarto campeonato en 15 años. 

A continuación, presentamos cinco momentos que marcaron el emotivo día del segundo piloto latinoamericano en las historia de las Grandes Ligas en ganar el Clásico de Otoño. 

Llegada 

Cora llegó a Puerto Rico junto a su familia al mediodía en un avión de JetBlue adornado con la insignia del equipo. Estuvo acompañado también de uno de los dueños de la franquicia, Tom Werner; el presidente del equipo, Sam Kennedy; el coach Ramón Vázquez; y los jugadores Christian Vázquez, Eduardo Núñez y Eduardo Rodríguez. El lanzador estelar David Price no estuvo presente a pesar de que su asistencia fue anunciada días antes. 

En el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, Cora fue recibido por el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares; el acalde de Caguas, William Miranda Torres; la secretaria del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), Adriana Sánchez Parés; y el exgobernador Alejandro García Padilla. 

Recibimiento en Caguas

Cora recorrió parte del centro de Caguas en una furgoneta descapotada hasta llegar la tarima en el Paseo de las Artes, donde se encuentra el Centro de Bellas Artes. El festejo incluyó música y entretenimiento hasta la noche. 

Hasta la celebración llegaron personas desde Comerío como Manuel Báez Rivera, fanático de los Medias Rojas. "Cora es un orgullo no solamente de Boston, sino de Puerto Rico”, dijo. 

Cora se mantuvo alzando el trofeo de la Serie Mundial (Tofreo del Comisionado) en todo momento.

Agradece a los suyos

Cora aprovecho su turno en el micrófono para decirle a los presentes que el apoyo de los boricuas lo hizo "mejor pelotero y mejor persona". 

“Desde que tengo memoria, mi sueño fue jugar en Grandes Ligas, cuando me convertí en Criollo en el 1996, el apoyo de ustedes me hizo mejor pelotero y mejor persona. Sin ustedes nadie me iba a empujar a ser mejor”, dijo Cora al público.

El dirigente de 43 años agradeció a su familia por “lidiar” con él aunque “no es una persona fácil”. Así mismo, elogió el trabajo de su equipo y la gerencia, para luego resaltar el apoyo que ha recibido de su pueblo de Caguas desde sus primeros años en el béisbol.

En un aparte con la prensa, el boricua indicó que fue gratificante ver cómo los Medias Rojas se disfrutaron el evento organizado por el municipio. Dijo sentirse honrado de ser puertorriqueño, de representar a la isla y saber que el pueblo apoya su gesta aunque no necesariamente sean fanáticos de su equipo.

Abucheo a Rosselló

Durante los actos protocolares en la tarima en el Paseo de las Artes, Rosselló Nevares fue abucheado por los presentes cuando Miranda Torres lo invitó a decir unas palabras. 

Ante la reacción, el primer mandatario optó por no dirigirse a los presentes. 

Baila plena

Fuera de la tarima, Cora se contagió con la plena de una agrupación que tocó en un salón del Centro de Bellas Artes de Caguas y demostró varios pasos de baile.

El receptor Christian Vázquez también lo acompañó a bailar. 

Entre las figuras del patio que dijeron presente en la celebración, el comediante Raymond Arrieta se confundió en un abrazo con Cora. 

El artista de música urbana Daddy Yankee fue presentando en un vídeo en la pantalla de la tarima para felicitar a Cora. El artista bromeó que será el “el único Yankee en la historia” que felicitará a un Media Roja.



💬Ver 0 comentarios