(horizontal-x3)
Cleveland era el favorito para regresar a la Serie Mundial tras caer hace un año en siete partidos ante los Cachorros de Chicago. (AP)

Cleveland - Cuando se completó el tercer out del partido y los Indios de Cleveland vieron por terminada su temporada mucho antes de lo imaginado, los integrantes del equipo se retiraron a su clubhouse tratando de encontrar las razones por las cuales les fue tan mal.

Y la lista es bastante larga.

Su estelar abridor Corey Kluber lanzó muy mal. Los Todos Estrellas Francisco Lindor y José Ramírez no batearon, la defensa de los Indios cometió siete errores en los últimos dos partidos algo inusual en un equipo que ganó 102 partidos en la temporada y que era favorito para traer a su ciudad el título en octubre.

Cleveland era el favorito para regresar a la Serie Mundial tras caer hace un año en siete partidos ante los Cachorros de Chicago.

 Pero se encontraron con unos Yankees de Nueva York que lograron ganar los últimos tres partidos de la Serie Divisional para sacarlos del camino.

La sequía de los Indios en la Serie Mundial llegará a los 70 años la próxima temporada, la más larga de las mayores. 

“Nadie quería que la temporada acabara”, dijo el manager de los Indios Terry Francona. “No es algo paulatino, es un frenazo repentino. Es decepcionante. Nos sentíamos con confianza. Nos complicamos la tarea de ganar, especialmente en los últimos dos juegos”.

Por su parte, Jason Kipnis, quien fue movido de la segunda base al predio central en la parte final de la campaña, tuvo problemas para aceptar la desgracia de su equipo.

“Ellos merecían ganar, pero no te voy a decir que ganó el mejor equipo”, dijo.

 “Todavía pienso que eramos el mejor equipo, pero ellos jugaron mejor que nosotros en los últimos tres juegos”.

“Todos aquí saben que teníamos expectativas más altas que estas. Pero esto es béisbol”.


💬Ver 0 comentarios