Dave Dombrowski, aquí junto a Alex Cora, resaltó las habilidades de liderazgo del puertorriqueño como piloto de los Medias Rojas. (AP / Elise Amendola) (semisquare-x3)
Dave Dombrowski, aquí junto a Alex Cora, resaltó las habilidades de liderazgo del puertorriqueño como piloto de los Medias Rojas. (AP / Elise Amendola)

Houston – Dave Dombrowski le apostó al boricua Alex Cora sin experiencia previa como dirigente en las Mayores y, hoy día, el director de operaciones y gerente general de los Medias Rojas de Boston está encantado con el trabajo del novato piloto.

Las 108 victorias en la fase regular —para establecer una marca en la franquicia en una temporada— y el triunfo ante los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional, naturalmente, hablan bien de la labor de Cora, quien fue contratado por Dombrowski en medio de la pasada Serie Mundial, cuando fungía como coach de banco de los Astros de Houston.

“Por supuesto que ha hecho un trabajo fantástico para nosotros. Es un tremendo hombre de béisbol, tiene un montón de conocimiento y grandiosas habilidades de líder. Es también una gran persona con un gran corazón”, declaró Dombrowski a El Nuevo Día.

“Ha traído mucho a nuestro equipo y su liderato ha mantenido al equipo unido. Ha hecho un trabajo sobresaliente para nosotros. Creo que su manera de comunicarse contribuye en gran manera. Le demuestra a los jugadores que sinceramente se preocupa por ellos. No es que le hace esas preguntas solo por hacerlas. Las hace porque en realidad está interesado en ellos y sus familias”, destacó.

Cuando el jugador ve eso, ellos ven que te preocupas no solo por cómo te fue en el terreno o si diste cuatro hits un día particular. Significa mucho para ellos. Te sientes como una familia. Y Alex cree en eso. Él y su staff creen en eso. Significa mucho para nuestro equipo”, indicó.

Palabras mayores viniendo de Dombrowski, uno de los más reputados hombres de béisbol en las Mayores, y tan exigente, que no ha nombrado en propiedad un gerente general tras la renuncia de Mike Hazen, pues en su organización es él quien tiene la principal voz en lo que respecta a contrataciones y movimientos de personal.

Dombrowski explicó que hay muchas maneras para llegar a ser dirigente en una organización de Grandes Ligas, pero en el caso de Alex destacó qué fue lo que los convenció para firmarlo.

“Él jugó este deporte, estuvo alrededor del juego, es muy conocedor. Y en su caso también dirigió en invierno (en Puerto Rico) y esa combinación le dejó tener una gran preparación para ser dirigente también a este nivel”, agregó el ejecutivo de los Medias Rojas.

Su asistente, el también vicepresidente senior Eddie Romero destacó que cada aspecto de la temporada ha sido exitosa para Cora y los Medias Rojas.

Qué más podía decir, si con récord de 108-54 ganaron la División Este galopando, con ventaja de ocho juegos sobre los Yankees (100-62), a quienes derrotaron luego 3-1 en la Serie Divisional. Y anoche buscaban dar el puntillazo final en el Minute Maid Park de Houston para avanzar a la Serie Mundial.

Exitoso en cada aspecto

“En cada aspecto ha sido una temporada exitosa (para Cora). Entró con su plan, con su visión, con una estrategia. Sabía como poner su staff de coaches, cómo quería mejorar al equipo, y también cómo quería implementar la analítica, de la forma que él aprendió mucho de eso aquí en Houston”, resaltó Romero.

“En cada aspecto ha trabajado muy fuerte y mucho, es debido a la comunicación. Eso sí ha sido una herramienta que él ha utilizado maravillosamente. Y por eso es que estamos donde estamos”.

Romero está consciente que despedir al pasado dirigente de Boston, John Farrell, tras eliminarse en la primera ronda de los playoffs de 2017 ante los Astros en la serie divisional, fue una movida drástica. Pero sabe también que fue la correcta.

“Con 108 victorias, y par más en los playoffs, parece que fue la decisión necesaria”, dijo Romero sobre Cora. “Nos sentíamos sumamente cómodos que él iba a ser el mejor candidato para la posición, y no ha hecho nada como para quitarnos esa fe”.


💬Ver 0 comentarios