En la foto Carlos Pieve. (semisquare-x3)
En la foto Carlos Pieve. (GFR Media)

El béisbol puertorriqueño está de luto con el fallecimiento de Carlos Pieve, una de las más grandes figuras de este deporte a nivel nacional e internacional.

Pieve, quien ganó cuatro títulos nacionales y dos de Series de Caribe como gerente general, murió el sábado en la noche por complicaciones con su salud. Falleció a los 90 años tras estar recluido en un hospital en Carolina desde el pasado 26 de diciembre.

Por el momento no hay detalles oficiales, pero uno de los miembros de la familia adelantó que su cuerpo sería cremado y sus cenizas expuestas en la iglesia San Agustín de Puerta de Tierra.

 “Murió anoche (el sábado) a las 11:58“, dijo Sheila Laguna, hijastra del fallecido hombre de béisbol. “Estamos en los trámites. Será cremación y veremos cuando nos entreguen las cenizas para hacer una misa en la iglesia San Agustín”.

Nacido en Puerta de Tierra (San Juan) Pieve fue también un destacado analista de béisbol. Trabajó por varios años para el periódico El Nuevo Día. Es recordado por sus resumenes y análisis de los equipos de Grandes Ligas antes del inicio de las temporadas.

Estuvo envuelto en el béisbol invernal como anotador y compilador en sus inicios. En la temporada del 1977-78 gana el primero de cuatro cetros nacionales de su carrera con los Indios de Mayagüez como gerente general.

También ganó la Serie del Caribe.

En la campaña del 1982-83 conduce a sus adorados Lobos de Arecibo al título nacional en una de las series finales más memorables de la historia del béisbol. Vencieron en siete juegos a los Leones de Ponce.

Fue el primer campeonato que logró la franquicia arecibeña en su historia. Fueron a la Serie del Caribe a Venezuela y también se alzaron con el cetro en una de las hazañas mejor recordada por la afición beisbolera en la isla.

Tras varios años fungiendo como analista de béisbol en El Nuevo Día, Pieve regresó como ejecutivo en la liga invernal en la década de los 2000. Llevó a los Indios a sendos títulos. El primero fue en la campaña del 2002-2003 y su último en la temporada 2004-2005.

En su resumé también se incluye trabajo como gerente general en la Liga de Béisbol de República Dominicana con los desaparecidos Caimanes del Sur.

Publicó dos controversiales libros llamados los Genios de la Insuficiencia donde detallaba todas sus experiencias (positivas y negativas) dentro del béisbol nacional. Fue un crítico acerbo de los propietarios de equipo y el organismo liguero. Sus columnas eran controversiales.

Pieve, quien también era un gran amante del hipismo, estuvo quebrantado de salud en los últimos años, perose mantenía al tanto de todo lo que acontecía en el béisbol puertorriqueño y en las Grandes Ligas.


💬Ver 0 comentarios