(semisquare-x3)
El jardinero cubano Yasiel Puig, de los Dodgers de Los Ángeles. (AP)

La Habana - Major League Baseball (MLB) firmó un acuerdo con la Federación Cubana de Béisbol (FCB) que permitirá a los jugadores de la isla contar con una vía legal para pactar con equipos de las Mayores, lo que se espera sirva para reducir la trata humana que existía con los peloteros que intentaban salir de la isla para probar suerte en la pelota estadounidense.

El acuerdo tomó tres años de negociaciones, aunque venía cuajándose desde mucho antes, y cuenta con el respaldo de una licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para que las leyes del embargo económico no le apliquen.

Así, Cuba podrá recibir los pagos por los “derechos de formación” que entiende la FCB tiene sobre los jugadores que forma. Ese dinero se pagará a la FCB separado del contrato que se haga con el jugador y no afectará el dinero del atleta.

El pacto es uno complejo y sus retos de implantación será diversos, por lo que continuación ofrecemos los puntos más críticos del acuerdo, según la información dada a conocer por MLB y la FCB: 

- Sólo los jugadores cubanos que tienen un contrato con la FCB (“Jugadores FCB”) están cubiertos por el Acuerdo y sus bondades, las que incluyen la posibilidad de entrar y salir de Cuba con libertad, representar al país y un contrato más robusto al ser tratado como un pelotero profesional. Los jugadores que salieron antes del acuerdo no podrán acogerse y los que en el futuro decidan salir del país legal o ilegalmente y busquen firmar con algún equipo de las Grandes Ligas, podrán hacerlo, pero le aplicarán las normas establecidas a cualquier agente libre aficionado.

- Según el acuerdo, todos los Jugadores FCB se clasifican en una de dos categorías: primero, los "Profesionales FCB", que son jugadores de la FCB que cumplen con la definición de “Profesional Extranjero” según las normas establecidas por la MLB y la Asociación de Jugadores las Grandes Ligas, es decir, 25 años o más de edad, con seis o más años de experiencia en su liga profesional; y segundo, “los Amateurs FCB”, que agrupa a todos los jugadores de la FCB que tienen al menos dieciocho (18) años de edad. La diferencia estriba en el alcance del contrato, la primer categoría tiene garantías de mejores condiciones económicas que los considerados “amateurs”.

- Cada periodo fuera de temporada, la FCB debe liberar a todos los profesionales de la FCB que deseen firmar con un club de MLB. La FCB también puede liberar a los Amateurs FCB para que firmen con un equipo durante el período de contratación internacional de amateurs de MLB, comenzando cada 2 de julio. Este es un punto crítico, pues mientras MLB afirma que la FCB debe liberar los jugadores, pero la FCB asegura que lo hará gradualmente para no afectar su Serie Nacional.

- Una vez liberados por la FCB, todos los jugadores cubanos reciben el mismo trato que los demás jugadores internacionales protegidos por la Asociación de Jugadores, y pueden negociar y firmar con cualquier club que esté dispuesto a pagar la tarifa de liberación o “derechos de formación” correspondiente a la FCB.

- La tarifa de liberación que el equipo de MLB le debe pagar a la FCB por firmar a un jugador se calcula igual a la usada con las ligas profesionales asiáticas, es decir, entre el 15 y el 20 por ciento del valor total del contrato garantizado para las Grandes Ligas, y el 25 por ciento del bono por firmar para los contratos de Ligas Menores. La tarifas de liberación también se pagará en acuerdos suplementarios o progresivos. La tarifa de liberación es adicional a la remuneración acordada con el jugador FCB. El contrato del jugador será pagado directamente por el club de MLB al jugador cubano y no a la FCB.

 - Los jugadores FCB liberados serán explorados por cazatalentos y contratados en Cuba por los equipos de la MLB, y viajarán a los Estados Unidos o Canadá (según corresponda) para realizar servicios a sus clubes de conformidad con una visa de trabajo estándar. El jugador podrá regresar a Cuba durante el periodo fuera de temporada y puede, con el consentimiento de MLB, jugar en torneos o ligas celebrados fuera de temporada en Cuba, así como ser parte de su Equipo Nacional. Esta cláusula es fundamental, pues los jugadores que se van ilegales pierden su estatus migratorio en su país y la ciudadanía deportiva cubana.

 - Los jugadores FCB pueden elegir ser representados por un agente o representante de peloteros al negociar un contrato con un club de la MLB.

 - Los jugadores cubanos que abandonaron el país y están en las Grandes Ligas o el sistema de Ligas Menores, no pueden acogerse a los privilegios del acuerdo, por lo menos por ahora, lo que implica que las estrellas que están allí no podrían todavía representar a Cuba.

 - El acuerdo abre la posibilidad a que los jugadores cubanos puedan contratar con otras ligas avaladas por MLB, como la de verano de México y las invernales de la Confederación del Caribe.

 - Cualquier disputa contractual entre la MLB y la FCB se resolverá a través de un arbitraje neutral ante un tribunal de comercio internacional. El acuerdo se vencerá el 31 de octubre de 2021, a menos que se extienda por acuerdo mutuo, por lo que cualquiera de las parte podría retirarse al final del pacto si entiende que no le es beneficiosa.


💬Ver 0 comentarios