Jack López, quien está reforzando a los Gigantes en los playoffs, es uno de los pocos que ha producido. Promedia .313. (semisquare-x3)
Jack López, quien está reforzando a los Gigantes en los playoffs, es uno de los pocos que ha producido. Promedia .313. (David Villafañe)

El último triunfo que lograron los Gigantes de Carolina vino par de días después del Día de Navidad. El triunfo del 27 de diciembre, de paso, les garantizó el pase a la ronda de playoffs en el béisbol invernal. Desde entonces no han conocido la victoria.

Incluyendo dos derrotas en la última semana de la temporada regular, los Gigantes acumulan seis fracasos al hilo al sumar los cuatro reveses en la serie de todos contra todos colocándose en una difícil situación en sus pretensiones de llegar a la final.

Carolina es el único conjunto sin ganar en esta etapa del torneo, cuando los mejores dos equipos avanzarán a la serie de campeonato.

Luego de llegar de forma sorpresiva en la segunda posición en la campaña regular, los Gigantes se han apagado y su ofensiva ha dejado mucho que desear.

Durante el round robin apenas promedian .167. En los últimos 18 episodios solo han conectado cinco imparables con siete anotadas.

“La realidad es que no hemos bateado. Ofensivamente tenemos que hacer un mejor trabajo. Dependemos de unos jugadores que tienen que step up y hacer su trabajo”, dijo Jesús “Motorita” Feliciano, coach de banco de los Gigantes.

Feliciano estará al frente de la novena de forma interina hasta esta noche debido a que Alex Cintrón viajó a Estados Unidos para participar en unas reuniones con los Astros de Houston.

Hoy, los Gigantes enfrentan a los líderes, Indios de Mayagüez.

“El pitcheo ha tenido que tirar perfecto para nosotros poder meter mano. Es injusto para los pitchers especialmente por la forma que han lanzado. Es injusto que veamos que el pitcheo nos ha fallado cuando en realidad ha sido la ofensiva que no ha hecho su trabajo”.

Carolina viene de ser blanqueado el martes por los Cangrejeros de Santurce, equipo que ocupa la segunda posición en la postemporada.

Esa noche, los bates carolinenses apenas conectaron dos hits.

No empece a esta racha, Feliciano entiende que su equipo todavía no tiene la batalla perdida máxime cuando la ventaja de su más cercano rival es de dos juegos restando ocho desafíos.

“Todavía estamos con vida. Estamos ahí. Lo que tenemos que hacer es empezar a ganar y no estar pendiente de si Santurce ganó o perdió. Tenemos que ganar”, agregó el exjugador.

“Tenemos que empezar a coger las cosas juego a juego. Ya no hay espacio para errores ni para derrotas. Tratar de empezar en cero”.

Feliciano recordó cómo los Gigantes lograron reaccionar a principios de la campaña regular tras perder cuatro juegos en línea y cómo lograron siete en sucesión para encaminarse a la clasificación.

“Recuerdo que empezamos la temporada 0-4 y todo el mundo pensó que éramos el equipo a eliminarse. Vinimos y ganamos siete juegos seguidos. No estoy diciendo que pensamos ganar siete seguidos. Estamos pensando en ganar uno primero. Tomar las cosas como si fuera nuestro último juego. Independientemente que veamos que nos han hecho seis y siete carreras, el pitcheo nos ha dado muchísimas oportunidades para poder capitalizar y hacer carreras”.


💬Ver 0 comentarios