El equipo de Caguas defenderá su cetro de la Serie del Caribe en México

Gurabo. – Los Cangrejeros de Santurce acabaron con las posibilidades de los Gigantes de Carolina hace una semana cuando los eliminaron en el último día de la temporada regular, pero dos jugadores de ellos se encargaron de vengarse en gran manera.

Por segunda vez en la serie final de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, el jardinero Anthony García sacudió un cuadrangular de dos carreras actuando como refuerzo de Caguas, y los Criollos completaron anoche una barrida en tres juegos sobre los Cangrejeros, al derrotarlos 2-1 ante casa llena en el estadio Evaristo “Varo” Roldán, hogar provisional de los ahora bicampeones.

Los Criollos, que jugaron en Gurabo ante los daños ocasionados en el estadio Yldefonso Solá Morales de Caguas por el huracán María en septiembre, consiguió su decimoctavo campeonato en la historia de la liga invernal boricua, empatando con los Indios de Mayagüez como máximos ganadores.

Fue además la segunda final consecutiva en  la que los Criollos se imponen por el título sobre los Cangrejeros. También es el primer back to back de los Criollos en su historia.

Ahora los flamantes campeones del abreviado torneo viajarán el jueves a México, para defender el cetro que conquistaron en la Serie del Caribe en 2017, cuando frenaron la sequía campeonil de Puerto Rico en estos clásicos de la región, que duró 17 años.

“Gracias a los Criollos de Caguas por darme la oportunidad de estar aquí compartiendo esta victoria con ellos. Supercontento de haber puesto el granito (de arena)”, dijo García a El Nuevo Día en medio de la celebración.

García, que anoche bateó de 2-2 con una carrera anotada y dos impulsadas, terminó la final bateando para promedio de .556 con dos jonrones, cuatro carreras remolcadas y tres anotadas. Ayer sacudió el jonrón de dos carreras en la tercera entrada ante los lanzamientos de Mario Santiago, quien cargó con el revés.

La Liga no reconoció ayer a ningún Jugador Más Valioso en la final. García, reclamado por Caguas en el sorteo especial de la final, era merecedor del premio.

“Qué puedo decir… contento conmigo mismo ya que pude hacer la producción que estaban esperando de mí cuando fui MVP en otro tiempo”, dijo García.

De lo mismo puede dar fe el lanzador zurdo Giovanni Soto, también de los Gigantes y quien reforzó a los Criollos, ganando el segundo partido de la final el viernes al tirar 5.2 entradas en blanco.

“Esto es una liga donde se juega todos los años y todos los jugadores nos conocemos. No era difícil esa parte. Vinimos a hacer aquí el mismo trabajo que hacemos en Carolina, dar el 100 por ciento todo el tiempo y resultó. Me siento bien orgulloso, y más por Anthony, que lo necesita y este es su año”, dijo Soto.

Matos, en tanto, comparó las sensaciones que sintió el año pasado al ganar en su primera campaña como piloto, con las emociones de esta, en que además resultó galardonado como Dirigente del Año. “Los feelings son diferentes. El año pasado gané y fue todo alegría; ahora gané y era reflexionando sobre mi familia, y con unas ganas de llorar brutal. Y me dije, ¿por qué la diferencia? Yo creo que el año pasado en el papel se veía mejor, y este año nosotros nos veíamos mejor. Y este año al ser una temporada más corta, la hacía más fuerte. Eran 18 o 20 días (en la serie regular) que todo era como si fueran playoffs, sin haberlos jugado. Creo que por eso las emociones están corriendo a flor de piel”, dijo Matos.

Faltó la ofensiva cangrejera

En el lado del camerino visitante la historia era otra anoche en Gurabo, pero a la vez los Cangrejeros lucían con la frente en alto.

“De la manera que ellos jugaron el béisbol fue mejor que nosotros. Nosotros en posición de anotar no supimos como ejecutar. Pero en verdad fue una serie reñida, dos juegos 2-1”, reconoció el receptor de Santurce, Roberto Peña, mientras para su dirigente, Ramón Vázquez, “la frustración es que sabemos que tenemos una ofensiva buena, que podemos anotar carreras, pero no lo pudimos hacer”. Santurce solo anotó tres carreras en la serie; una en cada juego.

El derecho Iván Maldonado abrió por Caguas y lanzó efectivamente por seis entradas en las que dispersó cinco hits y permitió una sola carrera de Santurce.

Luis Cruz, Robby Rowland y Miguel Mejía completaron las últimas tres entradas en cero, y, en el caso de Mejía, para apuntarse su segundo salvamento de la final.

Ahora, la Liga y Caguas confeccionarán el equipo que viajará el jueves, 1 de febrero a México para jugar en el torneo caribeño a partir del viernes. Christian Colón, de los Criollos, no estará disponible para jugar en el certamen, al tiempo que el jardinero de los Cangrejeros, Reymond Fuentes, tampoco estaría disponible para reforzar el equipo, de ser necesario.


💬Ver 0 comentarios