Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Eddie Rosario es todo emoción luego de pegar un jonrón de dos carreras en la novena entrada ante el taponero Cody Allen, de los Indios, para dejarlos en el terreno de juego. (horizontal-x3)
Eddie Rosario es todo emoción luego de pegar un jonrón de dos carreras en la novena entrada ante el taponero Cody Allen, de los Indios, para dejarlos en el terreno de juego. (The Associated Press)

El jugador Eddie Rosario finalizó en gran forma un fin de semana repleto de emociones en Minnesota.

Pero luego de una soberbia actuación dominical en la que conectó tres jonrones, incluyendo uno para dejar tendido sobre el terreno a sus rivales de división Indios de Cleveland, la emoción era tanta que el boricua no recordaba cuántos bambinazos pegó en la serie.

“Creo que di tres jonrones en la serie”, dijo Rosario en conversación telefónica con El Nuevo Día el domingo.

Cuando este diario le aclaró que habían sido cuatro, Rosario rió y ripostó “ah, verdad. El sábado di uno. Fueron cuatro. Se me había olvidado el de ayer. Es que todos los días son nuevos”.

Rosario tuvo el domingo una de las mejores actuaciones de su corta carrera cuando pegó tres jonrones y remolcó cuatro carreras.

No fue la primera vez que Rosario tronó tres cuadrangulares, pero el de ayer tuvo un sabor especial. El tercero fue para ganar y lo hizo frente a su familia, que estuvo presente en el Target Field de Minnesota. Fue un escopetazo de aproximadamente 420 pies por el centro.

“Es más emocionante dar un jonrón para ganar un juego. Es mi segundo walkoff y a la verdad que se siente diferente. Es la mejor parte de dar un jonrón” señaló.

“Pero lo mejor es que estaba mi familia aquí. Se lo disfrutaron conmigo”.

Rosario tomó las cosas el domingo donde las dejó el sábado cuando la desapareció en la primera entrada. El boricua falló en los primeros dos turnos de la jornada. En la séptima, la sacó en situación de zurdo contra zurdo. Y en la novena definió el asunto en favor de sus Mellizos con uno a bordo.

“Uno no me lo creí, el primero, porque fue un pitcheo malo afuera. Le tiré el bate y la bola se fue. El segundo lo estaba buscando, pero era difícil, zurdo contra zurdo. Ese fue para irnos al frente. Pero el último, para acabar el juego, fue mejor todavía.”

Rosario, envuelto en una de las mejores temporadas de su carrera, se fue de 10-4 en la serie de tres juegos ante Cleveland con cuatro anotadas y siete remolcadas.

Hay precedente

Fue la segunda vez en su carrera que el boricua pega tres jonrones en un partido.

En junio del 2017, Rosario tronó tres vuelacercas ante los Marineros de Seattle. Terminó con cinco remolcadas en esa ocasión.

Lo que hizo Rosario este fin de semana ante Cleveland no es nuevo. El jardinero de 26 años ha vapuleado a los lanzadores de Cleveland desde que debutó en las Mayores en el 2015.

En 54 partidos, Rosario promedia .338 (204-69) con trece jonrones y 31 remolcadas. Ha anotado en 33 ocasiones. Los números en cuadrangulares y remolcadas son los mejores contra cualquier otro oponente en las Grandes Ligas.

Por otro lado, los tres triunfos permitieron que los Mellizos se acercaran un poco a los Indios, que lideran la Central con marca de 30-28. Minnesota está ahora a 3.5.

“Es un equipo fuerte. Nos convenía ganarle los tres jueguitos como lo hicimos. Así es el béisbol. Días buenos, días malos. Hay que saber aprovchar estos momentos. Hay que seguir así”, agregó “La Bala de Guayama”.

Enfocado en su racha

Luego de su espectacular actuación este fin de semana, Rosario promedia .317 con trece jonrones y 40 empujadas. Lidera los principales departamentos ofensivos de su equipo.

“Hay que seguir luciendo bien. Como decimos los boricuas, no dejarla caer. Seguir enfocado, día a día, tratando de tener juegos buenos. Eso es todo. Ganar juegos que es lo más importante. Echar el equipo hacia adelante y eso es lo que estamos haciendo”.

Rosario lleva diez partidos seguidos conectando de hit. En ese periodo, su promedio es de .447 (17-38) con cuatro jonrones y doce impulsadas.


💬Ver 0 comentarios