Ichiro Suzuki, uno de los mejores bateadores en la historia del béisbol, se despide de sus fanáticos. (AP) (semisquare-x3)
Ichiro Suzuki, uno de los mejores bateadores en la historia del béisbol, se despide de sus fanáticos. (AP)

El boricua Edgar Martínez experimentó el jueves una mezcla de sentimientos encontrados cuando vio el último partido en la carrera del legendario Ichiro Suzuki a través de la  televisión.

Suzuki, uno de los mejores bateadores en la historia del béisbol, anunció su retiro hoy luego de participar en el segundo juego de la serie entre los Marineros de Seattle y los Atléticos de Oakland, celebrado en Japón en el inicio de la campaña 2019.  Allí, ante sus compatriotas que llenaron el Tokio Dome, el jardinero de los Marineros oficializó que pondría fin a una productiva carrera de 18 temporadas, vistiendo el uniforme de  la franquicia que le dio su primera oportunidad en las Mayores.

Martínez, quien en julio será exaltado al Salón de la Fama, fue  compañero de equipo del japonés desde debutó con Seattle en el 2001. El doradeño admitió que experimentó emociones mixtas, tras ver el último partido del jardinero.

“Sentí una combinación de dos cosas. Tristeza porque sé que él ama competir y va a ser difícil que consiga otra pasión, y (también me siento) alegre porque ya puede escribir el próximo capítulo de su vida”, dijo Martínez a El Nuevo Día desde Arizona.

“Ichiro tuvo una carrera extraordinaria. Su disciplina, su profesionalidad y dedicación fueron impresionantes. Si mirábamos el reloj, sabíamos en qué parte de la rutina estaba Ichiro”.

De 45 años, Suzuki tuvo la oportunidad de despedirse de sus compatriotas durante la victoria 5-4 de sus Marineros  ante Oakland en 12 innings.

El deportista se fue de 4-0 y fue reemplazado en el jardín derecho en el octavo episodio. El legendario jugador se abrazó con cada uno de sus compañeros de equipo, mientras era ovacionado.

“Ichiro representó muchísimo. Uno de los años más importantes de nuestro equipo fue el 2001 cuando ganamos 116 juegos, empatando un récord en la historia del béisbol, y el fue catalítico de nuestro equipo como primer bate. Ha sido uno de los mejores jugadores en la historia de la franquicia”, agregó Martínez, quien se retiró en el 2004 luego de una productiva carrera de 18 temporadas con los Marineros.

“Ichiro siempre fue un profesional. Una persona bien amigable”.

Suzuki fue seleccionado 10 veces al Juego de Estrellas y conectó 3,089 hits  en las Mayores tras batear 1,278 en Japón. Su total combinado de hits de 4,367 constituye un récord en el béisbol profesional.

Tras el partido, el jardinero nipón hizo unas declaraciones a través de un comunicado, en las que agradeció la oportunidad de jugar en las Grandes Ligas.

“He logrado hacer realidad muchos de mis sueños en el béisbol, en mi carrera en Japón y, desde 2001, en las Grandes Ligas”.

“Estoy honrado de haber finalizado mi carrera en las Mayores donde comenzó, con Seattle, y me parece que es lo ideal que mis últimos juegos como profesional fueron en mi país natal Japón”, expuso.

En cinco años, Suzuki será elegible al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown y, seguramente, será  seleccionado en su primer año para unirse a sus excompañeros Martínez y Ken Griffey, hijo.


💬Ver 0 comentarios