Edgar Martínez se retiró en el 2004 tras jugar por 18 temporadas con los Marineros de Seattle. (GFR Media) (semisquare-x3)
Edgar Martínez se retiró en el 2004 tras jugar por 18 temporadas con los Marineros de Seattle. (GFR Media)

Por primera vez desde que su nombre fue incluido hace 10 años en la boleta para ingresar al Salón de la Fama del béisbol, el boricua Edgar Martínez ve más cerca en el horizonte el pequeño pueblo de Cooperstown, en Nueva York.

Y es que a 11 días de que se haga el anuncio oficial sobre los nuevos miembros del selecto grupo de inmortales, el otrora bateador designado de los Marineros de Seattle luce con las mejores oportunidades de entrar a este recinto desde su primer año de elegibilidad en el 2010.

Se ve más cerca que en el pasado. En los últimos años, yo realmente no le prestaba mucha atención (a los votos), pero en este año las proyecciones van bien”, dijo Martínez en entrevista telefónica con El Nuevo Día desde su hogar en Seattle.

Hasta ayer, Martínez contaba con votos en el 90.7% de las 162 papeletas de la Asociación de Escritores de Béisbol de América que se han hecho públicas.

Se espera que, en total, se entreguen un total de 412 papeletas por parte de los escritores, por lo que el 90.7% que Martínez tenía hasta ayer corresponde solamente al 40% de los votantes.

El boricua, sin embargo, ha ganado 18 votos de escritores que el año pasado no lo seleccionaron en sus papeletas, una tendencia positiva considerando que el año pasado se quedó corto por 20 votos de la exaltación (70.4%).

Martínez necesita el apoyo del 75% de los escritores para lograr la exaltación. El resultado de las votaciones se darán a conocer el 22 de este mes por MLB Network.

“Los nervios no me han traicionado”, agregó riendo.

“Todavía estoy tranquilo. Sé que van bien las proyecciones. La rutina diaria siempre es la misma. Sé que mientras más se acerque el día, pues a lo mejor cambia de la forma que me sienta”.

Martínez, considerado por muchos como el mejor bateador designado en la historia del béisbol, tiene una excelente proyección para ingresar al pabellón. Algunos lo ubican terminando sobre el 80%, por encima del mínimo de 75% requerido.

Hasta ayer, el panameño Mariano Rivera tenía el endoso del 100 por ciento de los votantes.

Además de Rivera y Martínez, también están en contienda por la exaltación el fenecido lanzador Roy Halladay (93.9%) y Mike Mussina (81.8%).

Los ganadores serán exaltados junto a Harold Baines y Lee Smith en la ceremonia que se celebrará el venidero 21 de julio en Cooperstown.

Con un ojo en las votaciones

El doradeño admite que en las pasadas semanas ha estado más pendiente de las votaciones, a la vez que señaló que diariamente recibe el bombardeo de amigos y familiares para hablarle del asunto.

“En el pasado sabía que era bien cuesta arriba. Pero ahora, ya que hay más oportunidad, hace que piense un poco más”, admitió. “Tengo gente que me textea. La comunicación de parte de otras personas es mucho más de lo que era en años anteriores”.

Martínez finalizó en el 2018 con 70.4% —el por ciento más alto que registró desdeque comenzó su elegibilidad.

En el 2017 venía de un 58.6%.

El boricua, de 56 años, jugó durante 18 temporadas con los Marineros, franquicia que le firmó como agente libre en el 1982. Se retiró en el 2004.

Finalizó su carrera con promedio de por vida de .312 con 2,247 imparables en 2,055 partidos.

También sacudió 309 jonrones y remolcó 1,261 con 1,219 anotadas. Ganó dos títulos de bateo (1992 con .343 y .356 en el 1995).

En el 2000 lideró la Liga Americana en remolcadas con 145. Terminó con un OBP (Promedio de embasarse) de .418. Además, participó en siete Juegos de Estrellas y capturó cinco Bates de Plata.

Martínez busca convertirse en el quinto jugador puertorriqueño en ser seleccionado al Salón de la Fama.

Roberto Clemente fue el primero (1973), Orlando “Peruchín” Cepeda le siguió (1999) —seleccionado por el Comité de Veteranos—, Roberto Alomar fue ingresado en el 2011 e Iván Rodríguez en el 2017.


💬Ver 0 comentarios