Edwin Díaz durante un lanzamiento. (AP) (horizontal-x3)
Edwin Díaz durante un lanzamiento. (AP)

Washington - Aunque no era el resultado que buscaba, el cerrador puertorriqueño Edwin Díaz terminó anoche como el ganador del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de Estados Unidos, en el que la Liga Americana venció, en un festival de jonrones, a la Liga Nacional, con marcador de 8-6.

Díaz entró en la baja de la novena entrada a tratar de apuntarse el juego salvado, en su primera experiencia en el clásico de verano de MLB. Entonces, el partido estaba 5-3 a favor de la Liga Americana.

Después de ponchar a Trevor Story (Colorado), Díaz concedió una base por bolas al receptor de los Miami Marlins J.T. Realmuto, lo que le colocó frente a la segunda base de los Rojos de Cincinnati, Scooter Gennett. Con el conteo en una bola sin strike, Gennett le empalmó el próximo lanzamiento sobre la verja del jardín derecho.

“Fue una recta, traté de ir para adentro y la dejé en el medio, y bajita. El ‘swing’ del bateador zurdo pasa por ahí. Si le dio bien a la bola, pues se lo merecía”, indicó Díaz, en entrevista con El Nuevo Día al terminar el partido.

El relevista boricua, quien lidera las Grandes Ligas con 36 salvados en lo que va de temporada, piensa que su adrenalina “estaba un poquito más alta que lo normal en la temporada”. En ese sentido, reconoció que un lanzamiento se le descontroló y le pasó cerca de la cabeza del campo corto  Story.

Después del jonrón de Gennett, ponchó a la tercera base de Cincinnati, Eugenio Suárez, y retiró con un elevado al central a la primera base de los Cerveceros de Miwlaukee, Jesús Aguilar.

Fue un juego emocionante. Contento de haber estado ahí y de que me dieran la oportunidad de lanzar. Es algo inolvidable”, afirmó Díaz, quien el viernes se reintegra a los Marineros de Seattle, que recibirán en su casa a los Medias Blancas de Chicago, en el reinicio de la temporada regular.


💬Ver 0 comentarios