José
José "Pantalones" Santiago debutó en las Mayores en 1954 con los Indios de Cleveland. (GFR Media)

El béisbol puertorriqueño está de luto con el fallecimiento del exlanzador de Grandes Ligas, José Guillermo "Pantalones" Santiago.

Santiago, uno de los primeros lanzadores boricuas que trabajó en las Mayores, falleció ayer, martes, a los 90 años de un fallo cardiaco, según informó Matilde Santiago, una de sus hijas. Esta explicó que su padre será expuesto en la funeraria Buxeda, pero agregó que “no tenemos detalles todavía. Los daremos a conocer luego”.

Natural de Coamo, Santiago, apodado “Pantalones” por su coraje y temple en la lomita, debutó en las Mayores en el 1954 con los Indios de Cleveland

Al año siguiente, con los propios Indios registró marca de 2-0 con 2.48 de efectividad. Su última temporada en las Grandes Ligas fue en el 1956 con los Atléticos de Kansas City.

Fue promotor de boxeo y productor televisivo y radial de eventos deportivos.

También se destacó como propietario de caballos (Panta Stable) y fue propietario de varios equipos en el béisbol invernal, entre ellos los Senadores de San Juan, Criollos de Caguas y los Leones de Ponce.

“Es una pena tremenda. Se nos va el  último de los héroes de la década de los 40”, dijo el historiador Jorge Colón Delgado a El Nuevo Día.

Colón indicó que Santiago marcó varios hitos importantes en su carrera como lanzador. Pero a su vez fue sumamente exitoso como empresario.

El historiador puertorriqueño destacó que con la muerte de Santiago, Puerto Rico pierde al último pelotero del país en jugar en las Ligas Negras. 

“Él tuvo una carrera larga. Lanzó en los 40-50 y parte de los 60. Fue uno de cinco lanzadores en ganar cien juegos (béisbol puertorriqueño), y tiró también un no hitter.  Era el némesis de Cuba en Series del Caribe. Y también fue el último puertorriqueño que quedaba vivo que jugó en las Liga Negras”.

En la liga invernal, Santiago lanzó durante 16 temporadas. Perteneció a los Leones de Ponce, los Senadores de San Juan y los Indios de Mayagüez. Tuvo marca de  107-97 con efectividad de 3.06.

“Cuando Ponce (Leones) le ganó a los Yankees de Nueva York él fue quien relevó en la última entrada”, dijo sobre el memorable partido que se celebró en el 1947 en el estadio Sixto Escobar.

Múltiples facetas

En su faceta como empresario, Delgado destacó que Santiago fue el pionero en traer al país las transmisiones de las carreras de la Triple Corona del Hipismo estadounidense.

“Él trajo las carreras de la Triple Corona a Puerto Rico. Lo vimos en vivo gracias a Pantalones y a su visión. Fue pionero. También en las transmisiones radiales del hipódromo El Comandante. Eran de él. Él está en el Salón de la Fama del Hipismo puertorriqueño como propulsor. También fue promotor de boxeo. Estaba adelantado a su época”, dijo Colón Delgado.  “Los que amamos el béisbol y amamos la historia lo sentimos mucho”.

Por su parte, Carlos Pieve, un exgerente general y analista de béisbol, lo recordó como lanzador y empresario.

“Lo vi pitcheando ante los Yankees cuando era una muchachito. Lo vi. Era cojonú lanzando. Tenía un carácter jovial, pero la gente se olvida que estuvo con Cleveland cuando los pitchers boricuas no abundaban. Él estuvo ahí”, aseguró Pieve, considerado uno de los gerentes generales más exitosos de su época en el  béisbol invernal.

“Tenía una doble personalidad. Aquella que tuvo como jugador allá (Estados Unidos) y la que tuvo fuera del béisbol. Que fue cuando probablemente más amigos tuvo. Tenía una gran inteligencia. Cuando hablábamos con él siempre tenía una contestación”, añadió Pieve.

Pieve, de 90 años, opinó que Santiago fue más exitoso como propietario de ejemplares que en las otras funciones que ocupó.

“Creo que como dueño de caballos tuvo más éxito que lo demás oportunidades empresariales. Sabía de caballo y de crianza”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios