(semisquare-x3)
Los jugadores de los Toritos de Cayey celebran luego de adelantar a su primera serie de campeonato nacional en 19 años al vencer 4-3 a los Azucareros de Yabucoa. (Suministrada)

Los Toritos de Cayey saben que tendrán un gran reto cuando este viernes se enfrenten a los Cariduros de Fajardo en el primer partido de la Serie Final del Carnaval de Campeones del Béisbol Doble A.

Cayey estará en su primera final nacional en 19 años luego de que anteanoche venciera 4-3 a los Azucareros de Yabucoa para ganar vía barrida la serie semifinal. Cayey busca su primer título desde el 1986.

Y los Cariduros, que vienen de dominar 5-2 en 10 entradas a los campeones Sultanes de Mayagüez para ganar 4-1 su serie semifinal, no jugaban por el campeonato nacional desde el 2010.

Edgardo Lebrón, dirigente de los Toritos, dijo respetar la calidad de la novena fajardeña, pero destacó que su equipo está listo para encarar el reto. “Esperamos una serie sumamente fuerte y aguerrida. Conocemos al equipo de Fajardo. Lo hemos enfrentado anteriormente, conocemos la calidad de bateadores que tienen y de su pitcheo. Tienen una buena rotación tanto en sus iniciadores como en el bullpen”, manifestó ayer Lebrón a El Nuevo Día.

Pero agregó que “nosotros estamos preparados para ellos. Desde el día uno entendíamos que para quedar campeones teníamos que ganarle a los mejores. La meta es una, la meta es clara, al igual que la de ellos por eso es que estamos aquí. Esperamos poder brindarle a la fanaticada una buena serie final”.

Lebrón comentó que su equipo está saludable e indicó que a lo largo de una temporada atípica ha podido mantener descansados a sus lanzadores y a sus jugadores de posición con el trabajo necesario para poder responder cuando fueran llamados a juego.

Cuando comenzamos la temporada la meta era llegar al Carnaval de Campeones y de ahí avanzar hasta la final entendiendo que teníamos el club para hacerlo ya que el año pasado ellos pudieron avanzar bastante”, dijo. “Nos dimos la tarea de crear estrategias con el pitcheo y con cada uno de los jugadores de posición para poder darle taller a cada uno y que en X momento pudieran estar disponibles. En el caso de los lanzadores no agotar ni saturar el brazo de los iniciadores Fernando Cabrera y José Carlos Burgos. Minimizamos la cantidad de lanzamientos no importando los innings que lanzaran. Simplemente dejándonos llevar por lo que era la cantidad de lanzamientos”, agregó. “Nos ha resultado hasta el momento y gracias a Dios estamos donde todo el mundo ya sabe (en la final)”.

Finalmente, Lebrón indicó que “para nosotros como coaching staff y para mi persona como mánager es de sumo placer y de beneplácito el poder estar celebrando este logro con esta franquicia luego de 19 años que no se alcanzara el mismo”.


💬Ver 0 comentarios