Francisco Lindor (izquierda) ha bateado .364 con nueve cuadrangulares, 19 carreras empujadas y 18 anotadas durante la racha ganadora de los Indios de Cleveland. (semisquare-x3)
Francisco Lindor (izquierda) ha bateado .364 con nueve cuadrangulares, 19 carreras empujadas y 18 anotadas durante la racha ganadora de los Indios de Cleveland. (AP / Ron Schwane)

En un periodo de menos de tres semanas, los Indios de Cleveland le han dado un giro de 180 grados al mundo del béisbol en las Grandes Ligas, con una racha que va por 20 victorias consecutivas y que amenaza con empatar y superar una marca de 82 años.

Los Indios, que perdieron por última vez el 23 de agosto, colocando su registro en 69-56, desde entonces pasaron de tener la quinta mejor marca de las Mayores, a la segunda, ahora con 89-56.

Lo interesante, entre las muchas cosas que han cambiado desde entonces, es que mientras los Indios han ganado 20 juegos en ristra, los Dodgers de Los Ángeles perdieron 16 en 20 partidos. En otras palabras, solo cuatro victorias a partir del momento en que colocaron su marca en 89-36.

Cleveland ahora no solo tiene el mejor récord de la Liga Americana, rebasando hace unos días a los Astros de Houston, que también andan en una racha negativa, sino que ahora solo están a cuatro juegos de empatar con los Dodgers como el mejor equipo de las Grandes Ligas en esta fase.

A pesar de su mal momento, Los Ángeles, que ganó anoche, todavía tiene la mejor foja de las Mayores con 93-52.

Los Indios, por su parte, pasaron de tener una ventaja de 4.5 juegos sobre los Mellizos de Minnesota en la División Central, a una de 13.5 partidos.

Hace tres semanas los Astros de Houston todavía figuraban como el mejor equipo de la Americana con marca de 77-49. Les seguían los Medias Rojas de Boston (73-53) y los Indios.

Cleveland está a ley de una victoria de empatar la marca de victorias consecutivas del béisbol en la era moderna, que data de 1935, cuando los Cachorros de Chicago ganaron 21 en ristra. Ese récord podría empatarlo en la jornada del miércoles, cuando los Indios se miden de nuevo a los Tigres de Detroit en un duelo diurno. Pero los Giants de Nueva York de 1916 tienen a su haber ganado 26 partidos sin perder, en un lapso de 27 desafíos. Sin embargo, entre esos estuvo un empate, que en el caso del béisbol no cuenta para el registro del equipo.

LINDOR HA SIDO LA BUJÍA

En el aspecto individual, el puertorriqueño Francisco Lindor ha sido bujía para esa demostración del equipo, pues ha bateado en ese lapso para .364, producto de 28 imparables en 77 turnos al bate.

El campocorto cagüeño ha jugado en 19 de los 20 partidos de Cleveland en dicho periodo, pues no vio acción en el segundo de un doble juego el 1 de septiembre. Y de los 19 partidos en que ha sudado el uniforme durante la racha, solo en tres se ha ido en blanco con el bate.

Aparte de su bateo para promedio, Lindor ha sido un cañón en cuanto a la ofensiva de poder, pues tiene nueve cuadrangulares durante la cadena de los Indios, con 19 carreras empujadas y 18 anotadas.

Además, durante el mismo periodo Lindor consiguió rebasar la marca anterior de cuadrangulares para un campocorto en la historia de la franquicia de Cleveland, que era de 25. Y no solo eso, sino que en el triunfo del martes 2-0 sobre los Tigres de Detroit, el boricua disparó su jonrón número 30 de la campaña, igualando el récord para un siore puertorriqueño en una temporada, que estaba en poder de Tony Valentín desde 2004.

Esa cifra lo coloca como apenas el tercer siore de la historia en las Mayores que desaparece al menos 30 pelotas en una temporada antes de cumplir los 24 años según reseñó ESPN. Los dos anteriores fueron Álex Rodríguez y Nomar Garciaparra. A-Rod lo logró dos veces.

Como si fuera poco, Lindor ha visto ascender su promedio general de bateo del 23 de agosto al presente, de .262 a .276, con 30 cuadrangulares, 78 empujadas y 86 anotadas.

El jugador del cuadro de 23 años de edad ha conectado más de 100 hits en cada una de sus tres temporadas en las Mayores. En 2015, su año de novato, pegó 122 imparables. La temporada pasada conectó su mayor total hasta ahora, 182. Y en 2017 tiene 161.

Todavía está en carrera para tratar de batear cuando menos .300 de promedio por tercera temporada consecutiva, tras registrar .313 y .301 en 2015 y 2016, respectivamente.


💬Ver 0 comentarios