El pitcher de los Gigantes de San Francisco, el puertorriqueño Dereck Rodríguez, quien fue llamado de la sucursal Triple-A Sacramento, sale para calentar en Coors Field antes del juego ante los Rockies de Colorado en Denver. (AP) (horizontal-x3)
El pitcher de los Gigantes de San Francisco, el puertorriqueño Dereck Rodríguez, quien fue llamado de la sucursal Triple-A Sacramento, sale para calentar en Coors Field antes del juego ante los Rockies de Colorado en Denver. (AP)

Denver — Solo para cerciorarse de fuera algo real y no un recuerdo de su infancia, revisó el nombre encima de su casillero.

Dereck Rodríguez.

Sí, era el suyo y no el de su padre —Iván Rodríguez, receptor miembro del Salón de la Fama.

“He estado en muchos estadios. Pero no estuve aquí por mí, sino por mi papá”, dijo el derecho puertorriqueño. “Es lindo volver y ver mi nombre y no el suyo en el casillero”.

Just got the best call of my life!!!! It’s show time!!!??????

A post shared by Dereck Rodriguez (@drod_31) on

Los Gigantes de San Francisco adquirieron el lunes su contrato de la sucursal Triple-A Sacramento, en donde tuvo marca de 4-1 con 3.40 de efectividad después de firmar como agente libre el 15 de noviembre. Estará en el bullpen en el duelo ante Colorado y a la espera de su debut en Grandes Ligas.

Su mamá ya había llegado a Denver. Pero su padre, conocido con el sobrenombre de “Pudge”, estaba en Colombia. Rodríguez dijo que habló con su papá, quien “probablemente era el más emocionado de todos”.

Su padre fue invitado 14 veces al Juego de Estrellas y ganó 13 Guantes de Oro antes de ser entronizado al Salón de la Fama en 2017. Jugó en 2.543 partidos con Texas, Detroit, Washington, Yanquis, Houston y Marlins.

“Felicidades hijo, Dios te bendiga y sabes que eres el mejor”, escribió su padre en Twitter.

Para abrirle lugar a Rodríguez en el roster de 40 peloteros, los Gigantes colocaron al zurdo D.J. Snelten en asignación.

Dereck Rodríguez estaba viendo Netflix la noche del domingo y preparándose para su apertura del día siguiente cuando recibió una llamada de su agente.

“Me dijo que era la llamada que había estado esperando toda mi vida”, recordó. “Comencé a llorar y esas cosas. Fue una llamada muy emotiva, divertida”.

No tardó en llamar a su mamá, a pesar de que era madrugada en Florida.

“La desperté”, comentó. “No durmió y tomó un avión”.

Rodríguez comenzó su carrera como jardinero después de ser seleccionado por Minnesota en la sexta ronda del draft de 2011. El pelotero de 25 años hizo la transición a la loma en 2014.

Estuvo en la organización de los Mellizos antes de firmar con los Gigantes. La decisión se debió, en parte, a las conversaciones que tuvo con Pablo Sandoval, con quien entrenó en Miami.

“Hablé con él y le pregunté cómo estaban y otras cosas. Sabía cómo estaban, solo quería información interna”, dijo Rodríguez.

A Rodríguez le gustó lo que escuchó. Le sorprendió lo rápido que progresó en sus nueve salidas con Sacramento. Pero le atribuye el éxito a su control, después de ponchar a 53 enemigos a cambio de solo 11 bases por bola esta campaña.


💬Ver 0 comentarios