Hiram Burgos trabaja como coach de pitcheo en las Menores con Milwaukee. (GFR Media) (horizontal-x3)
Hiram Burgos trabaja como coach de pitcheo en las Menores con Milwaukee. (GFR Media)

Hiram Burgos ya decidió bajarse del montículo como lanzador y ahora solo subirá al mismo como adiestrador de lanzadores en las Menores con la organización de los Cerveceros de Milwaukee.

El exlanzador de las Grandes Ligas y de los Indios de Mayagüez en el béisbol invernal confirmó el viernes que tomó la decisión de retirarse como jugador, luego de considerar jugar su última temporada en la pelota invernal.

“No vislumbro volver a jugar, así que sí, es un retiro”, confirmó Burgos desde Arizona a El Nuevo Día. “Quería retirarme tirando allá con Mayagüez, pero tengo una nueva faceta como coach de pitcheo con Milwaukee y estoy pensando en mi futuro”.

Burgos comenzó la transición en la pasada temporada de las Menores al fungir como coach en la filial de Novatos con los Cerveceros, organización para la cual jugó toda su carrera en Estados Unidos desde que fue seleccionado en la sexta ronda en el sorteo de Novatos de 2009.

Burgos lanzó en las Mayores en 2013, después de un brillante desempeño con Puerto Rico en la conquista del primer subcampeonato en el Clásico Mundial de ese mismo año. Trabajó 29 entradas y tuvo marca de 1-2 con efectividad de 6.44. Fue su única aparición en el Circo Grande.

En el 2017 lanzó por última vez en las Menores en Doble A y Triple A, al tiempo que actuó con los Indios en la pasada campaña. El cayeyano fue uno de los lanzadores más dominantes de la pelota invernal en los últimos años. Se retiró a los 31 años.

“Todavía estaba saludable para seguir lanzando y la decisión de retirarme no fue fácil, pero no me arrepiento de nada. Esta oportunidad llegó a los 31 años y hay que entender que los equipos están buscando jugadores jóvenes. Y también están buscando coaches más jóvenes que entiendan el aspecto de la tecnología. Estoy muy contento con esta nueva faceta en mi carrera”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios