(semisquare-x3)
Iván Rodríguez junto a su libro. (David Villafañe)

Iván Rodríguez no era muy dado a las entrevistas durante su carrera de 21 años en Grandes Ligas, aunque cumplía con esa parte del ‘negocio’, por más  hermético que fuera.

Ahora, gozando  del retiro desde hace siete años, periodo durante el cual ya fue exaltado al Salón de la Fama del béisbol en el  2017, el otrora receptor vegabajeño es un libro abierto que disfruta compartir sus historias sobre su vida, tanto dentro como fuera  del terreno de juego.

Con ese mismo ánimo es que Rodríguez, ganador de un récord como receptor de 13 Guantes de Oro, vino esta el miércoles a la isla a presentar oficialmente en Puerto Rico su libro Me dicen Pudge: Mi pasión y mi vida, el béisbol en la Librería Norberto de Plaza las Américas.

Pudge, que además participó en el Juego de Estrellas en 14 ocasiones y ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Ameriacana en 1999, vino además a compartir con la fanaticada que asistió a la librería para saludarlo, al tiempo que le firmó el libro a todos y cada uno de los que adquirieron su libro.

“El momento llegó ahora y el libro está ahí. Creo que le va a gustar a muchos, pero lo más importante es que lo lean”, dijo Rodríguez a la prensa poco después de dirigirse brevemente a los lectores reunidos en la librería.

“Es un libro que tiene muchas historias bonitas, desde que empecé a los siete años (en el béisbol). Historias que son buenísimas que pasaron en el béisbol, de jugadores hablando de lo que yo hacía en el terreno, de cómo me veían ellos jugando.  O de lo ladilla que yo era cuando no me ponían a jugar, y ellos dicen que por eso prefería que me pusieran a jugar para ellos estar tranquilos”, agregó riendo.

El libro autobiográfico contó con la escritura de Jeff Sullivan y fue lanzado en agosto de 2017 en inglés, y un mes después en español.

“Es imposible decirlo todo. Imagínate recordarse uno de tantas cosas. Y comoquiera mira todas las páginas que tiene (256). Eso fue un trabajo... yo tenía unas personas como ustedes (entrevistándolo) seis meses, todos los días, ahí y ahí. Y lo que se me olvidaba, después me llamaban. Lleva mucho trabajo”.

Rodríguez reveló que a pesar del arduo trabajo para completar el libro, disfrutó el proceso.

“No me gusta hablar de mi persona, pero cuando uno hace un libro, uno dice, ‘contra, la verdad que hice par de cosas en el béisbol’. Y uno le da gracias a Dios por la habilidad y la salud que le dio a uno”.

Cerca un centenar de aficionados se acercaron a la librería a escuchar al expelotero e inmortal del béisbol, quien jugó en las Mayores de 1991 a 2011, y fue exaltado al Salón de la Fama en su primer año en la boleta de votaciones.

Pudge, quien viajó hoy  desde su hogar en Colombia, estará en la isla para varios compromisos durante el fin de semana. Hoy también, además de la presentación y firma de libros, caminó algunos pasos hacia el establecimiento de Hecho en Puerto Rico: La Tienda, para tomarse una tacita de su propio café, Pudge Coffee #7.

En lo que respecta a su vida de empresario, con la línea de café que lanzó tan reciente como este mismo año, Rodríguez dijo que es difícil, pero expresó su entusiasmo en esa etapa.

“Todo eso yo lo hago para no aburrirme en casa”, dijo riendo. “Si me preguntas a mí qué me gustaría volver a hacer, te voy a decir que jugar béisbol. Es difícil (la vida de empresario) pero es buena. Gracias a Dios soy una persona muy activa, hiperactivo. No puedo estar en casa. Hago ejercicios cinco días a la semana, juego golf. Eso mantiene al ser humano saludable. Cuando uno está en la casa y no hace nada, todo viene (las enfermedades). Con todo y eso tengo un dolor de espalda que me está matando. Pero siempre me he mantenido en mis negocios y he hecho mis cositas con gente buena que me ha ayudado en la vida”.


💬Ver 0 comentarios