Báez se robó el home en la cuarta entrada. (AP) (horizontal-x3)
Báez se robó el home en la cuarta entrada. (AP)

Una vez más, el protagonismo del segunda base puertorriqueño Javier Báez y el receptor venezolano Wilson Contreras fue decisivo en la ofensiva de los Cachorros de Chicago, que se impusieron por 5-2 a los Tigres de Detroit en partido de interligas.

Báez volvió a mostrar su "magia" a la hora de deslizarse a la goma del plato y Contreras conectó un jonrón que rompió el empate en la pizarra para abrir el camino del triunfo de los Cachorros, que lograron el sexto consecutivo.

David Bote bateó su primer vuelacercas por los Cachorros, mientras que Detroit contó con cuadrangulares solitarios de Nick Castellanos y John Hicks, pero no pudo impedir que Chicago lo barriera en la serie interligas de dos partidos.

Los Tigres han perdido 13 de los últimos 15 partidos y se alejan del liderato de la División Central de la Liga Americana que dominan los Indios de Cleveland.

Contreras (7), que se fue de 3-2, con anotación y tres impulsadas, pegó su cuadrangular en la sexta entrada y luego añadió un doble de dos carreras en la séptima para ser el líder del bateo oportuno y productivo de los Cachorros, que buscan el liderato de la División Central de la Liga Nacional.

El abridor colombiano José Quintana (7-6) concedió dos carreras limpias y cinco imparables a lo largo de seis entradas para ganar por primera vez desde el 31 de mayo.

Por su parte, el dominicano Francisco Liriano (3-5) de Detroit permitió tres carreras con cinco indiscutibles y regaló cinco bases por bolas en su tercera salida, que lo dejó con la tercera derrota desde que fue retirado de la liga de lesionados.

El cerrador Brandow Morrow lanzó la novena entrada para sacar los tres últimos "outs" del partido y logró su decimonoveno rescate en 20 oportunidades.

Pero el gran protagonista del partido fue Báez, quien coronó un recorrido memorable por las bases al robarse el home con un out en la cuarta entrada para empatar la pizarra 2-2.

Abrió el episodio con un sencillo, y luego Liriano lo sorprendió fuera de la primera almohadilla. Pero el tiro de Hicks a la intermedia se fue al jardín izquierdo y Báez avanzó a la antesala.

Después se arrancó hacia el plato cuando Liriano intentó poner out a Addison Russell en primera base.

Esta vez el tiro de Hicks al receptor James McCann fue rápido y preciso, pero Báez, que se fue de 4-1 y anotación, se deslizó de bruces y tocó el home antes de que McCann pudiera ponerlo out con una gran contorsión de su cuerpo en forma de curva para evitar el toque del rival.


💬Ver 0 comentarios