Javier Báez reacciona luego de pegar una línea de out en la cuarta entrada. (AP) (semisquare-x3)
Javier Báez reacciona luego de pegar una línea de out en la cuarta entrada. (AP)

Los Cachorros de Chicago, el segundo equipo que acumuló más victorias en la Liga Nacional durante la temporada regular (95), perdió el enfoque cuando más lo necesitó. 

El estelar pelotero puertorriqueño del equipo Javier Báez resaltó la falta de ritmo de la novena en la parte final de la campaña después de la eliminación 2-1 en 13 entradas contra los Rockies de Milwaukee en el partido de comodines para ver, por segunda noche seguida, a otro equipo celebrar en el Wrigley Field. 

El lunes, los Cerveceros de Milwaukee le arrebataron el título de la División Central 2-1 en un desafío de desempate. 

"Nunca estuvimos en ritmo para ganar partidos. Creo que fue porque le prestamos atención a otros equipos mientras caímos. Perdimos tantos jugadores de nuestra alineación (durante la temporada) que solo nos enfocamos en ver que hacían los otros equipos", opinó Báez después de la derrota. 

Báez se encargó de impulsar la única carrera de los Cachorros en el juego que se extendió a más de cuatro horas, el más largo de definición en una postemporada en la historia de las Mayores. 

El boricua pegó un doble remolcador al jardín central al mandar a la pelota al guardabosques Terrance Gore que estableció el empate provisional en la octava entrada. 

Estuvo en posición de anotar en la undécima entrada cuando recibió base por bolas y adelantó a la intermedia con un toque de Albert Almora Jr. Fue sacado fuera por Nolan Arenado en una jugada de selección tras una roleta de Daniel Murphy. 

En la decimotercera entrada, se ponchó junto Almora y Terrance Gore para acabar la acción. 

"Es duro, es duro. Lo que me duele es que me gusta aprender mucho de mis compañeros, de lo bueno y lo mal, y no se si regresen porque  tendremos varios agentes libes este año. Espero que regresen el año entrante", comentó.

En la parte final de la temporada, los Cachorros, campeones de la Serie Mundial en el 2016 después de una espera de 108 años,  tuvieron en la lista de lesionados al tercera base Kris Bryant y el iniciador Yu Darvish. Las bajas no impidieron que Chicago estuviera arriba por cinco juegos en el tope la División Central de la Liga Nacional sobre los Cerveceros de Milwaukee a principios de septiembre. 

Empero, Milwaukee se creció al final y  se llevó el banderín en un partido de desempate el lunes. En dos desafíos consecutivos de 22 entradas, los Cubs solo anotaron dos carreras. 

"El próximo año tenemos que volver y pelear. Tenemos que hacer los ajustes sobre esto porque me quiero asegurar  de no escuchar cosas de otros equipos. Sabemos lo que tenemos", sostuvo Báez. 

Báez, 25 años, aspirará al premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional después de batear para .290 con 34 jonrones y 111 carreras impulsadas, departamento que lideró en el Viejo Circuito. 


💬Ver 0 comentarios