En lugar de correr por todas las esquinas, defensivamente Javier Báez ha jugado este año en su posición natural del campocorto con los Cubs de Chicago. (horizontal-x3)
En lugar de correr por todas las esquinas, defensivamente Javier Báez ha jugado este año en su posición natural del campocorto con los Cubs de Chicago. (AP / Richard W. Rodríguez)

En poco más de una semana desde que inició la temporada 2019 del béisbol de Grandes LIgas, los puertorriqueños han tenido en términos generales una gran demostración, tanto ofensivamente como a la defensa, así como también desde el montículo en el caso de los lanzadores.

Como es de esperarse, no todos tienen siempre la misma arrancada, por lo que hay algunos jugadores elites que han estado rindiendo por debajo del promedio.

A continuación un resumen del rendimiento de algunos de los jugadores boricuas en los primeros partidos, tanto los que están luciendo, como aquellos que en algún momento podría esperarse que comiencen a engranar.

Javier Báez

El polifacético y explosivo jugador del cuadro ha tenido un dulce comienzo de campaña con el bate en uniforme de los Cubs de Chicago, especialmente en lo que respecta a sus números de poder. En 10 partidos batea .273, producto de 12 imparables en 44 turnos al bate. Además tiene cuatro cuadrangulares, el mejor entre los puertorriqueños, con nueve carreras impulsadas y nueve anotadas. Defensivamente ha sido utilizado solo en el campocorto y solo ha cometido un error en 10 partidos, con un porcentaje de fildeo de .974. En las temporadas pasadas se ha desempeñado en múltiples posiciones. Tan solo en 2018 jugó en las cuatro del cuadro interior.

Enrique Hernández

El jugador utility de los Dodgers de Los Ángeles es otro que ha iniciado la temporada 2019 con brillante ofensiva. Al momento batea .364, producto de 12 hits en 33 turnos, con tres cuadrangulares y ocho carreras empujadas, además de 10 anotadas. El boricua ha estado en las almohadillas con mucha regularidad, lo que explica sus 10 anotadas gracias al bateo oportuno de sus compañeros. Su porcentaje en base es de .476. Evidentemente, el hecho de que el dirigente Dave Roberts lo colocó al fin en una posición fija, la segunda base, le está aprovechando al puertorriqueño, quien en las anteriores temporadas ha jugado todas las posiciones del cuadro interior y en todos los rincones de los bosques, similar al caso de Javy Báez con Chicago. Este año Kike ha jugado en la intermedia en los 10 partidos de los Dodgers y ha lucido impecable sin cometer errores, para un porcentaje de fildeo perfecto (1.000).

Kike Hernández también parece haberse beneficiado ofensivamente al jugar fijo en una sola posición. (AP / Mark J. Terrill)


Carlos Correa

El campocorto santaisabelino Carlos Correa ha demostrado en este inicio de temporada de lo que es capaz cuando está saludable. Aunque aún no a su máxima expresión, ha comenzado efectivo con el bate para suerte de los Astros de Houston. En ocho de los 11 partidos de los Astros en que ha participado, el boricua batea .290 con un cuadrangular y cuatro carreras remolcadas, incluyendo la anotación que trajo al plato el lunes en la octava entrada y que resultó decisiva para el triunfo 4-3 sobre los Yankees. Cuatro de sus nueve indiscutibles han sido de extrabases y además ha anotado tres veces. Defensivamente ha estado casi perfecto con un solo error en 32 oportunidades, para porcentaje de .969 en fildeo.

Eddie Rosario

El jardinero guayamés de los Twins de Minnesota tuvo un lento inicio con el bate en sus primeros tres partidos, yéndose de 11-0, pero hizo los ajustes de inmediato y está luciendo como se espera de él. En total promedia solo .200 con un jonrón y cinco carreras remolcadas en ocho partidos. Pero en sus últimos cinco encuentros su bateo fue de .316

Víctor Caratini

El receptor suplente coameño ha aprovechado muy bien el poco tiempo de juego que le dan en los Cubs. En solo cinco de 10 partidos del equipo, ha bateado para promedio de .545 con un jonrón y cuatro empujadas, además de cuatro anotadas. Su porcentaje en base es fenomenal, con un .643, y su slugging es de .909. Su mejor partido hasta el momento fue el del sábado ante Milwaukee, en el que bateó de 3-3 con su primer jonrón, dos anotadas  y tres impulsadas.

Martín Maldonado

El receptor naguabeño ha abierto en ocho de los nueve partidos de los Royals de Kansas City, luego de que estuvo sin trabajo, sin firmar con ningún equipo, durante prácticamente toda la temporada muerta y parte de los entrenamientos primaverales. El naguabeño batea .207 sin jonrones ni carreras impulsadas. En cambio, sigue demostrando sus dotes defensivas. Tiene porcentaje de fildeo de .987, y ha retirado al 40 por ciento de los corredores que han salido a robarle.

Yadier Molina

El múltiple ganador de Guantes de Oro no parece haber calentado aún con los Cardinals de San Luis. En la ofensiva apenas batea .175 con solo una carrera remolcada y tres anotadas. Su porcentaje en base es de apenas .233. Defensivamente tampoco ha sido el Yadier que la afición conoce, al menos en el corrido de bases de los contrarios, ya que solo ha retirado a uno de cinco estafadores de base (20%). Su fildeo sigue siendo casi impecable con un .988 de porcentaje.

Edwin Díaz

El taponero de los Mets de Nueva York que fue cambiado en el tiempo muerto de los Marineros de Seattle, tiene cuatro rescates en cuatro oportunidades y todavía ningún equipo le ha marcado carreras, por lo que tiene efectividad perfecta de 0.00. Solo ha permitido dos hits y una base por bolas, al tiempo que ha ponchado a cinco en 3.2 entradas de labor. En su última aparición el sábado ante los Nationals de Washington, enfrentó a tres bateadores y solo necesitó 10 pitcheos para acreditarse el rescate.

Edwin Díaz no ha permitido aún anotaciones como nuevo taponero de los Mets. (AP / Nick Wass)


José Berríos

A pesar de que el abridor de los Twins de Minnesota tiene un revés y no estuvo en la decisión en otra de sus aperturas, ha brillado desde el montículo. Tiene récord de 1-1 que no demuestra lo efectivo que ha estado. Pero en tres aperturas su efectividad es formidable con un 2.18. Aparte de esto, hay que resaltar que ha ponchado a 21 contrarios en 20.2 entradas de labor y solo ha regalado cuatro boletos. La oposición le batea para un raquítico .155.

José Orlando Berríos ha ponchado a 21 rivales en 20.2 entradas con los Twins de Minnesota. (AP / Bruce Kluckhohn)


Alex Claudio

El tirador zurdo junqueño ha brillado también en uniforme de los Brewers de Milwaukee. En seis apariciones en relevo ha lanzado 4.1 entradas. Tiene 2.08 de efectividad y aunque desperdició una oportunidad de salvamento, ha preservado la ventaja de su equipo en tres ocasiones (holds). Tiene un ponche y solo dos boletos regalados.

Jorge López

El lanzador derecho cayeyano tiene marca de 0-1 con los Royals de Kansas City, y efectividad de 4.09. Sin embargo, en su última aparición el sábado lució muy bien contra los Tigers de Detroit, lanzando seis entradas y permitiendo una sola carrera limpia. En total ha tirado 11.0 entradas  en las que ha ponchado a ocho y ha regalado cuatro boletos.

Dereck Rodríguez

El lanzador abridor de los Giants de San Francisco ha compilado marca de 1-1 con 5.23 de efectividad y siete ponches en 10.1 entradas de labor. Aunque ha permitido seis carreras limpias ha tenido sus momentos de brillo. Su mejor juego fue el primero de la campaña el 30 de marzo, no solo porque se acreditó el triunfo sobre los Padres de San Diego, sino también porque se mostró en control durante cinco entradas aunque permitió dos anotaciones y cuatro hits.

Joe Jiménez

El fuerte lanzador relevista de los Tigers de Detroit tiene marca de 1-0 con 4.50 de efectividad. En seis apariciones en la lomita ha tirado 6.0 entradas y ha ponchado a igual cantidad, con solo dos boletos.


💬Ver 0 comentarios