(semisquare-x3)
Jesmuel Valentín contó que la noticia sobre su asignación se la dieron a través de una llamada telefónica. (Archivo / AP)

Cuando los Filis de Filadelfia expandieron el roster a 40 jugadores a principios de este mes, el puertorriqueño Jesmuel Valentín fue colocado en asignación por la organización, algo que le sorprendió al jugador manatieño.

Tras no ser reclamado por ninguna organización, Valentín retornó a la filial Triple A para terminar una temporada, que le vio debutar en las Mayores el 29 abril.

Ya concluida la campaña con Lehigh Valley en Triple A, Valentín regresó a Puerto Rico y, en pasados días, estuvo presente en el cuarto juego de la serie final del Baloncesto Superior Nacional (BSN) junto a su familia para apoyar a los Capitanes de Arecibo, que se enfrentaban a los Vaqueros de Bayamón.

“No esperábamos que nos designaran. Fue algo que nos cogió a todos por sorpresa. Nunca hubo alguna explicación o información por parte del equipo. Pero son cosas que le suceden a cualquier pelotero que no juega todos los días”, expresó el jugador de cuadro, perteneciente a los Indios de Mayagüez en el béisbol invernal.

“Totalmente (sorprendido), porque cuando ellos me bajan me dicen que fue por motivos de negocio, ya que habían adquirido a Asdrúbal Cabrera en un cambio con los Mets. Pero que no me preocupara porque iba a estar arriba pronto”, agregó el atleta de 24 años, quien fue seleccionado en la primera ronda del sorteo de novatos de 2012 por los Dodgers de Los Ángeles.

Mientras estuvo con el equipo grande, el hijo del exgrandesligas Tony Valentín bateó para .177 con seis remolcadas y ocho anotadas en 46 partidos.

Valentín contó que la noticia sobre su asignación se la dieron a través de una llamada telefónica en la que le indicaron que lo habían activado (estaba en la lista de lesionados). Al momento, Valentín aún le pertenece a los Filis. En caso que se convierta en un agente libre, tiene esperar a que se acabe la Serie Mundial para empezar a negociar con cualquier otra franquicia.

Su año más difícil

El pelotero expuso que su debut en las Mayores fue complicado. Sin embargo, entiende que esta experiencia le servirá para su carrera.

“Para mí fue el año más difícil de mi carrera en términos mentales. No jugué todos los días, pero siento que jugué tres juegos todos los días. Uno quiere estar en Grandes Ligas, pero no es fácil coger un turno cada cuatro o cinco días contra los pitchers que están en el séptimo y octavo inning, que se supone que sean los mejores. No estoy poniendo una excusa, pero fue un reto. Para una próxima oportunidad, ya sé a lo que me voy a enfrentar”, declaró.

Valentín comentó que estará de una a dos semanas de vacaciones, antes de comenzar a trabajar de cara a la próxima temporada de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, en la que estará activo con los Indios.


💬Ver 0 comentarios