De 24 años, José Berríos admite que no abrigaba muchas esperanzas de participar en el Juego de Estrellas, especialmente luego de sus últimas dos salidas antes de la del lunes. (AP / Jim Mone) (vertical-x1)
De 24 años, José Berríos admite que no abrigaba muchas esperanzas de participar en el Juego de Estrellas, especialmente luego de sus últimas dos salidas antes de la del lunes. (AP / Jim Mone)

José Berríos tenía prácticamente las maletas hechas para viajar al mundo de Disney en Orlando y así reunirse con su familia para disfrutar unas cortas vacaciones durante el receso del Juego de Estrellas de las Mayores la semana próxima.

Pero los planes cambiaron.

Ahora las valijas del lanzador de los Mellizos de Minnesota tienen destino a Washington donde tomará parte de la edición del evento beisbolero con el uniforme de la Liga Americana, el próximo 17 de este mes.

Berríos, quien ostenta marca de 9-7 con efectividad de 3.41 con 122 ponches en 121.1 entradas, no se lamenta del cambio del planes. Tiempo de sobra tendrá para disfrutar de los placeres de Disney World.

“Mi familia; mi papá, mamá y hermanos van para Disney y yo pensaba ir para allá y encontrarme con ellos, pero pues vino la noticia y estoy contento con ella”, dijo Berríos vía telefónica con El Nuevo Día.

“En realidad yo no le había dicho nada a ellos que iba para allá. Pero me siento muy contento por estar en el Juego de Estrellas. Mejor así”.

Berríos es uno de los seis peloteros puertorriqueños que estará en el Clásico de Verano. En adición estarán Javier Báez (Cachorros, abrirá en la alineación de la Liga Nacional), Francisco Lindor (Indios de Cleveland), Edwin Díaz (Marineros de Seattle), Joe Jiménez (Tigres de Detroit) y Yadier Molina (Cardenales de San Luis).

Primera experiencia

Será la primera experiencia de Berríos en un evento de esta categoría. También debutarán Báez, Díaz y Jiménez.

“Esto es algo grandioso. En verdad que sí. El año pasado había comenzado la temporada con esa meta y no lo logré, pero ya este año tuve la oportunidad de obtenerla. Estoy contento y agradecido por Dios por pertenecer a ese grupo de estrellas”.

De 24 años, Berríos admite que no abrigaba muchas esperanzas especialmente luego de sus últimas dos salidas antes de la del lunes. En esa ocasión cedió nueve carreras en apenas siete entradas.

“Es un honor poder representar a Minnesota, a mi familia y a Puerto Rico. Yo sé que día tras días están siguiendo mi carrera”.

Berríos está ansioso de poder reunirse a sus compatriotas por primera vez desde que formaron parte de la histórica edición del Clásico Mundial del 2017.

Será un Reencuentro con parte del Team Rubio

Será una especie de reencuentro con el llamado ‘Team Rubio’, el cual llegó a la final del importante evento y perdió ante Estados Unidos. “Es como volver al Clásico en el 2017. Ese mismo grupo que le decían los ‘Rubios’. Nosotros creamos una química extraordinaria que hasta el sol de hoy nos seguimos comunicando a través del chat. Estar allí jugando algunos juntos y otros en contra en ese gran evento que es el Juego de Estrellas”, recordó el bayamonés.

Por primera vez en la historia tres lanzadores boricuas fueron incluidos en un Juego de Estrellas. Para serlo más extraordinario, el trío militará con un mismo equipo (Liga Americana).

Berríos reconoció el importante hecho, pero recordó que ese mismo trío tomó parte en el Juego de Futuras Estrellas (Equipo del Mundo) en el 2015.

“Lo vi (el dato). Pero los tres estuvimos en el Juego de Estrellas del 2015 en Cincinnati (Futuras Estrellas). También crecí viéndolos a ellos. Tuve oportunidad de batearles porque yo era position player (en las pequeñas ligas en la isla). Siempre tuvieron potencial de ser grandes lanzadores”.

“Por la edad, tenemos más oportunidades de hacer más juegos de Estrellas”, agregó Berríos, quien está en calendario para lanzar el sábado ante los Rays de Tampa Bay.


💬Ver 0 comentarios