El lanzador de los Mellizos de Minnesota y sus compañeros de equipo saludaron y les llevaron obsequios a los menores hospitalizados

Los Mellizos vinieron a jugar béisbol, a disfrutar de Puerto Rico, de su comida y de su gente. Pero antes, había que buscar espacio y tiempo para darle un poco de alegría a los más afligidos, especialmente si son chicos.

Así, un contingente de la novena de Minnesota, capitaneada por el puertorriqueño José Orlando Berríos, visitó en la tarde de hoy el San Jorge Children’s Hospital de Santurce, donde saludaron, brindaron obsequios y autógrafos y se tomaron fotos con algunos de los pacientes en las áreas de oncología y de cuidados intensivos de la institución.

Tengo tres niños y aunque gracias a Dios no han estado en esta situación, sé lo fuerte que es para un padre tener un niño aquí”, manifestó Berríos antes del recorrido. “Y poder estar aquí, traer alegría por un rato a estos niños va a ser de gran alegría para nosotros. No tan solo para mí, sino para mis compañeros”.

Y así fue. Acompañados por la mascota de los Mellizos, el oso T.C., Berríos recorrió el hospital junto al infielder Joe Mauer, el jardinero Robbie Grossman y los lanzadores Jake Odorizzi, Kyle Gibson, Tyler Kinley, Alan Busenitz y Trevor Hildenberger.

Aunque tomó por sorpresa a algunos de los más chicos, los mayores reaccionaban sorprendidos por la presencia de Berríos y sus compañeros, y luego de compartir con los pacientes, las fotos con el lanzador bayamonés fueron frecuentes en los pasillos.

“Teníamos el día libre aquí y le estábamos preguntando a José qué podíamos hacer. Y visitar a niños enfermos era algo que quería hacer”, dijo Mauer, valioso inicialista de la novena. “Venir aquí y ver la emoción de todos te hace querer dar algo de vuelta. Y aquí estamos. Esperando poder poner sonrisas en las caras de algunos de estos chicos”.


💬Ver 0 comentarios