Josué Espada trabaja esta temporada como coach de banco de los Astros, la posición que Alex Cora ocupó en el 2017. (horizontal-x3)
Josué Espada trabaja esta temporada como coach de banco de los Astros, la posición que Alex Cora ocupó en el 2017. (Antolín Maldonado Ríos)

Boston – La posición de coach de banco no necesariamente sirve como una garantía de convertirse de la noche a la mañana en candidato para dirigir un equipo en las Grandes Ligas... a menos que estés llenando los zapatos de Alex Cora con los Astros de Houston.

Y es que su compatriota Josué “Joe” Espada, un exjugador que ha ocupado también varias posiciones fuera de las líneas para tres organizaciones de las Mayores, está sonando fuertemente como candidato a convertirse en dirigente.

Espada actualmente es el coach de banco de los Astros, posición ocupada el año pasado por Cora antes que aceptara el trabajo como dirigente de los Medias Rojas de Boston.

En un aparte con El Nuevo Día previo al inicio de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en Boston, Espada confirmó que fue entrevistado por los Angelinos de Los Ángeles para su posición vacante de dirigente.

Por otro lado, el Dallas Morning News reportó que el boricua tuvo este pasado jueves una entrevista telefónica con la gerencia de los Vigilantes de Texas, que también están buscando quien ocupe la posición del despedido Jeff Banister. Toronto y Baltimore andan también en busca de un piloto, lo que podría abrirle las puertas.

Espada ya había tenido experiencia con los Marlins de Miami como instructor de liga menor, antes de convertirse en cazatalentos para la organización de los Yankees de Nueva York. Posteriormente, fue nombrado asistente especial del gerente general de los Yankees de Nueva York, Brian Cashman, en 2014. Luego, pasó a ocupar la posición de coach de tercera base también con Nueva York.

“Contento con la oportunidad de que mi nombre ya esté siendo considerado. Verdaderamente ahora estoy concentrado en mi trabajo (con Houston). Pero siempre es bueno cuando tu nombre es mencionado en esa posición”, dijo Espada a este diario.

El santurcino, de 43 años de edad —uno más que Cora—, reconoce que ser coach del banco no es una garantía de convertirse en dirigente de un equipo, aunque sí abre puertas.

“Ayuda. Tan pronto tú te sientas como coach del banco, o estás en tercera base, ya estás en una posición (importante) y tu nombre es mencionado porque son posiciones en que estás tomando decisiones importantes para el juego”, aseguró.

Igualmente, está seguro que Cora abrió una puerta para que otros técnicos puertorriqueños ahora puedan ser considerados para una posición de tan alta jerarquía en un equipo.

“Nos puso de nuevo en el mapa”, aseguró.

Coincide Cintrón

Entretanto, el coach de primera base de los Astros, el también boricua Alex Cintrón, coincidió con Espada en que Cora abrió una gran puerta.

“Cora le ha abierto la puerta no solo a los latinos, sino a los dirigentes jóvenes sin experiencia, de agarrar un mercado tan grande e importante como es Boston”, dijo Cintrón.

Si bien es algo que viene ocurriendo repetidamente por los últimos años, con organizaciones contratando pilotos sinun trasfondo como managers, lo impactante en el caso de Cora es que fue nombrado a una franquicia de mercado grande.

“Eso abre puertas al puertorriqueño. Al hacer eso, Alex (Cora) le da la oportunidad a los equipos de valorar y evaluar el talento puertorriqueño”, dijo Cintrón.

“Espada está muy preparado, tiene mucha experiencia y ha hecho muchas cosas en el juego con tres organizaciones. Domina el idioma, sabe correr un clubhouse, los muchachos se llevan bien con él, y tiene buena química. Está listo para esa oportunidad. Esperamos que se la den y que sea otro puertorriqueño más”, sentenció Cintrón.


💬Ver 0 comentarios