(semisquare-x3)
Los Criollos de Caguas suman dos campeonatos consecutivos de la liga invernal, además de dos cetros de la Serie del Caribe. (GFR Media)

El béisbol invernal puertorriqueño ha estado repleto de capítulos enmarcados con intensas emociones en donde los protagonistas han sido parte importante en la historia de este deporte a nivel mundial.

Cuando la temporada de la ahora llamada Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente dio paso el pasado jueves, se abrió una nueva página en un libro que comenzó a publicarse en el 1938. Han pasado 80 años desde su existencia. Por el béisbol local han pasado figuras legendarias nativas como Roberto Clemente, Orlando “Peruchín”  Cepeda, Tany Pérez (cubano-boricua), Roberto Alomar e Iván Rodríguez, todos miembros del Salón de la Fama del béisbol.

Cerca de otros cincuenta jugadores de diferentes países tuvieron participación en la liga local. Con defectos y virtudes el torneo invernal ha sido y seguirá  siendo un tesoro nacional para el país.

A continuación repasamos algunos momentos especiales del torneo en sus diferentes décadas.

Nace la liga: 1938-1948

El 13 de noviembre de 1938 se inauguró la primera temporada con seis equipos: San Juan, Guayama, Ponce, Mayagüez, Humacao y Caguas.Fue el inicio de lo que hoy es la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente. Figuras como Hiram Bithorn, Luis Rodríguez Olmo, Pancho Coimbre, Perucho Cepeda, Pantalones Santiago, y Luis “Tite” Arroyo, entre otros, fueron  protagonistas en esta primera década. Los  Brujos ganaron la primera corona, pero fueron los Leones la novena de la década cuando ganaron cuatro cetros seguidos, récord que aún perdura en la liga. Los mismos fueron desde el 1942 al 1945. Entre los importados, Joshua Gibson fue una de las grandes figuras. Bateó .480 en la campaña 1941-42, marca que también aún perdura. Roy Campanella también jugó en la isla. Participando con los campeones Brujos (1938-39), Satchel Paige logró 19 victorias y ponchó a 208.

Época de ensueño: 1948-1958

Fue una década gloriosa en el béisbol invernal. La figura de Willard Brown  entra en el panorama liguero con los Cangrejeros de Santurce. Durante esa década llegan a la isla varios de los mejores refuerzos en la historia. Monte Irvin, Willie Mays, George Crowe, Buster Clarkson, Bob Thurman, Luke Easter, y Sam Jones, entre otros, tomaron parte de la liga. Surge la figura de Roberto Clemente con los Cangrejeros (el 21 de octubre de 1952). También entra en el panorama los legendarios Orlando “Peruchín”  Cepeda, Juan “Terín” Pizarro, Víctor Pellot y Rubén Gómez. Brown estableció marcas en jonrones con 27 (1947-48) y en remolcadas con 97 (1949-50). Ambas marcas lucen insuperables. En la temporada del 1954-55 surgió el llamado segundo Escuadrón del Pánico (Santurce). Ganaron el título nacional y luego de la Serie del Caribe. Brown, Clemente, Mays y Pellot ganaron cetros de bateo. Santurce consiguió tres banderines. Brown cerró la década con una Triple Corona (ganó dos) .       El 17 de febrero de 1951, un jonrón de Pepe Lucas le dio el primer campeonato a Santurce. Ha sido uno de los batazos más dramáticos en la historia del béisbol. El mismo fue en el legendario Sixto Escobar.

Marcas importantes: 1958-1968

Orlando “Peruchín” Cepeda, de los Cangrejeros, abre este periodo conquistando el título de bateo con .362. Esto ocurrió 20 años después de que su padre Perucho lo hiciera en la primera campaña del béisbol puertorriqueño.     

El 18 de octubre de 1958, Luis “Canena” Márquez, jugando para los Leones, se convirtió en el primero en conectar 1,000 imparables. Nace la franquicia de los Lobos de Arecibo (1961-62). Fue una década en las que se establecieron varias marcas importantes. Además se inauguró el histórico estadio Hiram Bithorn (24 de octubre de 1962).    En 1960-61, Elmo Plaskett, de los Leones,  conquistó la Triple Corona. Fue el segundo  en conseguirlo.     El 20 de noviembre de 1966, Luis de León (Arecibo) tiró el primer juego perfecto a siete entradas vs. Santurce.            El 10 de diciembre de 1967, Pat Dobson (San Juan) estableció una marca de ponches con 21 vs. Arecibo. Durante esas diez campaña, los Cangrejeros se convirtieron junto a Caguas-Guayama en los máximos ganadores de corona en la historia con siete. Santurce ganó cuatro en ese periodo.

Despedida al más grande: 1968-1978

Figuras como “Cheo” Cruz, Santos Alomar Sr, Félix Millán, Jerry Morales, Eduardo Figueroa, y Guillermo Montañez entran el escenario invernal. Los Leones abrieron ese periodo con dos cetros nacionales y los Cangrejeros, con Reggie Jackson como uno de sus principales jugadores —pegó 20 jonrones en la campaña del 1970-71— conquistó el que fuera su último campeonato en 18 años. Roberto Clemente dirigió por última vez en el torneo local a los Senadores en la temporada 1970-71. El 31 de  diciembre del 1972, el ‘Astro Boricua’ murió en un accidente aéreo mientras llevaba a Nicaragua ayuda tras el terremoto  que ocurrió en ese país centroamericano. El 23 de octubre de 1973, se utilizó por primera vez el bateador designado. El 25 de noviembre de 1973, Baylor Moore (San Juan) lanzó el primer juego perfecto a nueve entradas vs. Ponce. A mediados de los 70, la franquicia de San Juan se mudó a Bayamón para convertirse en Vaqueros. Bajo la dirección de José Antonio Pagán ganaron dos trofeos seguidos (1974-75 y 1975-76). En esa novena jugaron figuras de Grandes Ligas como Ken Griffey Sr, Art Howe y Dan Driessen.

Dickie Thon: la máxima figura: 1978-1988

Por vez primera en 11 años, los Indios conquistaron un título con una de las mejores plantillas que ha tenido esta franquicia en su historia en 1978. Jim Dwyer, Kurt Bevacqua, Bombo Rivera, Boogie Colón y Ron LeFlore, entre otros, militaron con la  novena. No solo ganaron el cetro nacional, sino que también obtuvieron el campeonato de la Serie del Caribe. Los Indios ganaron tres veces más el torneo nacional en esta década. En la temporada del 1982-83, los Lobos lograron el primer campeonato de su historia al vencer en siete juegos a los favoritos Leones de Ponce en el estadio Paquito Montaner. Posteriormente se llevaron el cetro de la Serie del Caribe. El equipo llegó a la isla en un crucero y su recibimiento fue uno de los más recordado en la historia del deporte de Puerto Rico. Jugando para Bayamón, Dickie Thon se coronó campeón bate dos veces seguidas (1980-81, 1981-82). Don Mattingly (Caguas), Wade Boggs (Bayamón) y Wally Joyner (Mayagüez) jugaron en esa década. Mattingly y Joyner se proclamaron campeones de bateo. En la temporada 1984-85, los Metros de San Juan ganaron su primer trofeo desde el 1964.

Paso a una gran camada: 1988-1998

El béisbol boricua dio paso a una de las mejores camadas de su historia. Entraron en ese periodo figuras como Roberto Alomar, Edgar Martínez, Carlos Baerga, Carlos Delgado, Juan “Igor” González, Iván Rodríguez, Tony Valentín, Wilfredo Cordero y Bernie Williams, entre otros. En la temporada del 1989-90, Martínez y Baerga compartieron el premio de Más Valioso. Esa misma temporada, Edgar se coronó campeón bate con .424 el primer bateador que superaba los .400 desde Luke Easter en el 1948-49. San Juan conquistó tres cetros en ese periodo contando con una de las mejores plantillas de su historia. En la campaña del 1994-95 vencieron en seis juegos a los Indios en una de las mejores series finales de esa época. Fue el segundo cetro seguido de los capitalinos. Al ganar San Juan se dio la oportunidad que se pudiera conformar lo que se conoció como el inolvidable Dream Team en la Serie del Caribe del 1995 celebrada en la isla. Este combinado ganó de forma invicta el evento. Alomar, quien logró dos títulos de bateo en ese periodo, fue escogido el Más Valioso en la justa caribeña. En el 94-95, la huelga de las Grandes Ligas permitió que para ese torneo pudieran participar la mayoría de las estrellas boricuas de la Mayores.

Carolina gana dos cetros: 1998-2008

La anterior década terminó siendo dominada por los Indios de Mayagüez al ganar en tres ocasiones seguidas (1996-99). La temporada del 1999-2000 marcó la última para la franquicia de San Juan que en la campaña siguiente jugó como Gigantes de Carolina. En el 2000, los Cangrejeros se alzaron con el campeonato y  reunieron para la Serie del Caribe una poderosa plantilla. Puerto Rico se alzó con el título en una de las mejores demostraciones de equipo alguno puertorriqueño.  Dirigidos por el legendario Mako Oliveras, estarepresentación rompió la mayoría de las marcas del Dream Team del 1995. Fue el último cetro caribeño para Puerto Rico hasta el 2017. En la campaña del 2005-2006, los Gigantes de Carolina lograron su primer trofeo en la historia de la franquicia. Repitieron el título en la temporada siguiente con la ayuda del estelar receptor Yadier Molina. Ese periodo cerró con una mala nota cuando la Liga de Béisbol Profesional decidió recesar para la temporada 2007-2008, la primera ocasión que no se jugó béisbol invernal desde que se creó el organismo.

Caguas saca la cara: 2008-2018

Los Leones abrieron este periodo con un título (2008-2009), pero en la campaña del 2014-2015 recesaron. La dispensa se extendió un año adicional hasta que en la temporada del 2016 la franquicia se mudó a Aguadilla. La atribulada franquicia de los Tiburones ha estado a la deriva desde entonces bajo la administración de Israel Roldán. Solo jugaron en el torneo 2016-2017 y desde entonces ha estado en el limbo. En estos últimos diez años, los Criollos de Caguas han ganado cuatro coronas (últimas dos seguidas). Los Indios lo han hecho tres  veces y Santurce en dos. Bajo la dirección de Luis Matos, Caguas se coronó en la campaña 2016-2017 y fueron a la Serie del Caribe a México donde consiguieron para el país el primer cetro desde el 2000. Un año después, otra vez en México, repitieron el cetro, una hazaña que no se lograba para la isla desde el 1992 y 1993.

(Jorge Colón Delgado colaboró en esta historia)


💬Ver 0 comentarios