Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Carlos Beltrán fue una pieza importante en el primer campeonato de los Astros. (Archivo / AP) (semisquare-x3)
Carlos Beltrán fue una pieza importante en el primer campeonato de los Astros. (Archivo / AP)

El papel de líder y mentor de jugadores más jóvenes que tuvo el retirado pelotero puertorriqueño Carlos Beltrán durante su última temporada en las Grandes Ligas con los Astros Houston en 2017 es tocado en el libro “Astroball: The New Way to Win It All”, del escritor deportivo de la revista Sports Illustrated, Ben Reiter.

El texto, que salió a la venta el martes, narra la historia de cómo el gerente general de esa franquicia, Jeff Luhnow, y su principal analista, el ex científico espacial Sig Mejdal, comenzaron a implementar un programa que mezclaba programas para medir la efectividad de los jugadores en el campo de juego, como Statcast, junto al entendimiento del comportamiento humano para armar un equipo ganador.

Fue así como seleccionaron en el sorteo de novatos a jugadores del calibre del boricua Carlos Correa y el estadounidense Alex Bregman, abrieron el espacio para desarrollar a George Springer, José Altuve y Dallas Keuchel; y adquirieron a veteranos como Beltrán, a quien le ofrecieron un contrato de una campaña y $16 millones de dólares como agente libre, y Justin Verlander como las últimas piezas que necesitaba ese equipo.

Portada del libro de Ben Reiter.

En el caso del ex jugador natural de Manatí, Reiter sostiene que -aunque los jugadores de los Astros tenían mucha información estadística- Beltrán les enseñó a leer los hábitos de los lanzadores para saber con certeza lo que iban hacer.

“La gente de analítica entiende las estadísticas”, citan a Beltrán. “Pero ellos no entienden lo que el jugador está pensando”.

El escritor añadió que Beltrán, quien en sus primeros años en las Grandes Ligas solía mantenerse apartado porque no sabía inglés, les hizo saber a sus compañeros más jóvenes que siempre estaría disponible para ayudarlos a mejorar su juego.

“Durante sus primeros días con los Astros, (Beltrán) se acercó a cada uno de sus nuevos compañeros de equipo, todos, lanzadores incluidos. ‘Mi amigo, estoy aquí para ayudarte’, dijo. ‘Incluso si parece que estoy ocupado, no me molestarás. Si te sientas a mi lado y me haces una pregunta, estaré más que feliz de darte el tiempo que necesites’”, escribió Reiter sobre el boricua.

Asimismo, recuerda que Correa le atribuyó a la influencia de Beltrán siete de los 24 cuadrangulares que conectó esa temporada de 2017.

Otro dato que aporta el escritor es que el jardinero manatieño, quien culminó su carrera en 2017 con un promedio de .279 con 2,725 imparables, 435 cuadrangulares, 1,587 carreras empujadas y un anillo de Serie Mundial con los Astros, ayudó a crear un ambiente de inclusión cultural.

“Cuando Beltrán llegó, el clubhouse se fusionó”, dijo el antesalista Alex Bregman, según Reiter. “Estábamos todos un poco más cerca”.

Al final, y gracias a su rol como guía, los Astros se proclamaron campeones por primera vez desde la fundación de esa franquicia en 1962 .

El libro puede ser conseguido en Amazon.


💬Ver 0 comentarios