Los peloteros boricuas Carlos Correa y George Springer forman parte del equipo ganador de los Astros de Houston. (horizontal-x3)
Los peloteros boricuas Carlos Correa y George Springer forman parte del equipo ganador de los Astros de Houston. (GFR Media)

Houston - Los Astros de Houston confirmaron que trabajan en la planificación de asistir a la Casa Blanca para cumplir con la invitación que recibieron el pasado mes como campeones de la Serie Mundial.

Tras conseguir su primer título de la Serie Mundial en los 56 años de historia, los Astros cumplirán con la tradición que estableció el presidente republicano Ronald Reagan de los equipos campeones de los deportes profesionales y universitarios hagan su visita a la Casa Blanca para ser felicitados por el mandatario de turno.

Pero desde que llegó el presidente Donald Trump las visitas a la Casa Blanca se han convertido en polémica permanente con el rechazo por parte de alguno de los deportistas de los equipos campeones que no desean asistir como protesta ante las políticas o acciones que ha protagonizado el nuevo mandatario estadounidense.

Ese va a ser el caso del expelotero puertorriqueño Carlos Beltrán, que la pasada temporada formó parte del equipo de los Astros y ha anunciado que no acudirá a la Casa Blanca, decisión que los Astros "respetan".

Beltrán declaró desde Nueva York, donde ahora reside con su familia, que ha decidido no acudir al viaje a Washington cuando los Astros tengan cerrada la fecha para visitar la Casa Blanca.

También admitió que se siente decepcionado por los trabajos de recuperación que se realizan en Puerto Rico, tras el paso de los huracanes Irma y María en septiembre y que dejaron una estela de destrucción a través de toda la isla.

"No. Yo no voy a ir. Honestamente, no voy. Me voy a quedar en casa con mi familia", manifestó Beltrán según fue citado por el diario New York Daily News. "Voy a estar aquí en Nueva York".

El sentir de Beltrán sobre la lentitud con la que se está trabajando en la recuperación de las áreas afectadas por los huracanes en Puerto Rico es la que tienen la mayoría de los residentes, profesionales y deportistas boricuas que se encuentran en Estados Unidos.

Trump ha sido criticado de manera especial por la forma tan poco solidaria y respetuosa que ha tenido desde el principio con todo los relacionado con el desastre ocurrido en Puerto Rico.

Gran parte del territorio de los Estados Unidos aún sigue sin electricidad y con daños severos, que afectan a miles de residentes de las áreas más necesitadas del país.

"No hay duda que estoy decepcionado", reiteró Beltrán en relación a la respuesta del gobierno federal. "Yo no soy el único. Hay mucha gente que está decepcionada. No hemos recibido algunos beneficios. Al ser parte de los Estados Unidos uno espera al menos recibir los mismos beneficios cuando las tragedias ocurren. El hecho que no hemos recibido esas ayuda, sí, es una decepción e injusticia".

Pero el extoletero puertorriqueño también dejó muy claro que su actitud y decisión de no acudir a la Casa Blanca no tenía como finalidad mandar ningún mensaje político, simplemente era de un compromiso personal con su gente y los más necesitados que tienen el derecho a recibir apoyo.

"Trump es el presidente de los Estados Unidos y como tal lo respeto", recordó Beltrán. "Si a veces no nos gustan las cosas que hace, o si nos gustan, al final del día, él es el Presidente, así que esto no tiene nada que ver con eso".

De hecho, Beltrán subrayó que no le interesa la política y mucho menos es asuntos de este tipo donde lo que debe primar es el deber humano de ayudar a los necesitados.

"Estoy más en el lado del béisbol, en el lado del deporte y como profesional tengo la responsabilidad de ser fiel a mis principios de ayudar siempre y sentirme orgulloso de mis orígenes", destacó Beltrán. "Eso es lo que realmente me mueve con mi decisión porque de cosas políticas no tengo opiniones que ofrecer".

Beltrán, de 40 años, se retiró luego que los Astros ganaran la Serie Mundial en el otoño cuando superaron por 4-3 a los Dodgers de Los Angeles.

Nada más retirarse, Beltrán, que había sido jugador de los Yanquis de Nueva York, fue entrevistado por los directivos de los Bombarderos del Bronx como candidato a ocupar el puesto de piloto, que quedó vacante tras la salida de Joe Girardi, a quien el equipo no le renovó el contrato.

Tras completarse todo el ciclo de entrevistas, los Yanquis se decidieron por Aaron Boone, otro exjugador del equipo neoyorquino de la Liga Americana, que hará su debut en como manejador en las Grandes Ligas.

Beltrán explicó que el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, le ofreció otra posición con la organización, pero aunque inicialmente la declinó, lo reconsideraría en la temporada próxima tras tener un año completo fuera de la liga y dedicarse por completo a su familia.


💬Ver 0 comentarios