Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Jonathan Lucroy, receptor de los Atléticos, celebra con el taponero Blake Treinen luego de una victoria sobre Detroit. (horizontal-x3)
Jonathan Lucroy, receptor de los Atléticos, celebra con el taponero Blake Treinen luego de una victoria sobre Detroit. (AP)

En las pasadas tres temporadas, los Atléticos de Oakland fueron el peor equipo de la División Oeste de Liga Americana, pero este año la historia ha sido muy distinta.

Restándole 43 partidos en la actual temporada regular, los Atléticos son dueños del segundo comodín de la Liga Americana y amenazan con desbancar a los Astros de Houston del puntero divisional.

Y el hecho de que los Atléticos estén en esta posición en el último mes y medio de la temporada es sorpresivo. Ya el equipo había dado destellos de que estaba engranando cuando terminó la campaña de 2017 jugando sobre .500 aunque su récord general (75-87) no fue lo suficientemente bueno para sacarlos del sótano de la división.

También llama la atención que presentan una de las nóminas más bajas de las Mayores. Ocupan la posición 28 entre 30 equipos con $79.1 millones, según el portal de Spotrac.

En esta campaña, sin incluir la jornada de anoche, los Atléticos acumulan marca de 71-48, que los coloca a dos juegos y medio de los Astros en la División Oeste; a dos juegos y medio de ventaja sobre los Marineros de Seattle en la lucha por el segundo comodín de la Liga Americana; y a tres partidos y medio de los Yankees de Nueva York en la lucha por el primer wild card.

Oakland podría despegarse en esta carrera por el pase a la postemporada —su primeros playoffs desde el 2014— al concluir su calendario de juegos para agosto.

Los Atléticos tendrán 19 partidos en lo que resta de mes. Mañana culminan una serie de tres juegos contra los Marineros y le seguirá otra serie de tres partidos contra los Astros en Houston. Luego de confrontaciones contra Texas y Minnesota, reciben a los Astros antes de salir a Seattle para completar su itinerario del mes.

La clave para que los Atléticos lleguen a la postemporada estará en cuán exitosos sean ante sus rivales de divisiones, Astros y Marineros. Hasta la fecha, los Atléticos han vencido a los débiles equipos de la Americana (Azulejos de Toronto, Orioles de Baltimore, Medias Blancas de Chicago, Reales de Kansas City y Tigres de Detroit) y han sido igual de exitosos en sus juegos locales (34-23) como de visitantes (37-25).

De acuerdo con Major League Baseball, las probabilidades de los Atléticos de llegar a la postemporada son de un 67% por medio de la competencia entre comodines, ya que las proyecciones son que los Astros ganen la división del Oeste. “Tenemos que concentrarnos en jugar y ganar un partido a la vez. No podemos preocuparnos por el resto del calendario. Vamos a continuar haciendo eso. Nuestra división es una muy buena y tenemos que seguir jugando un buen béisbol”, comentó Bob Melvin, dirigente de Oakland en el programa radial High Heat.

Y aunque losAtléticos no deben ser una amenaza para llegar a la Serie Mundial o ganarla, sí están comenzando a dejar ver el potencial de un joven equipo que han reforzado adquiriendo a los veteranos relevistas Jeurys Familia, Shawn Kelly y Fernando Rodney para hacer el trabajo desde la loma, dejando a Lou Trivino y Blake Treinen para que actúen en la octava y novena entrada, respectivamente, cuando sea necesario.

Solo Sean Manaea (11-8) ha sido consistente entre los abridores, que se han combinado para ganar 21 partidos y perder 16. Adquirieron a Matt Fiers en cambio con los Tigres de Detroit para darle mayor profundidad al cuerpo de abridores.

Sólido el relevo

Sin embargo, es el relevo el que ha mantenido a raya a la ofensiva rival y ha conseguido 39 victorias contra 24 derrotas. El bullpen de los Atléticos tiene la cuarta mejor efectividad en todas las Mayores con 3.28.

La ofensiva de los Atléticos está séptima en promedio (.250) y quinto en jonrones (160). Khris Davis lidera al equipo en jonrones (34) e impulsadas (93). Otros seis jugadores han conectado al menos 10 vuelacercas y otros tantos cuentan con al menos 40 remolcadas.

Nuestra ofensiva en la carretera no ha estado al nivel de éxito que hemos tenido en los juegos locales, así que tenemos que aprovechar todos los juegos locales que tendremos en agosto. Empezamos con 7-1, que es algo excelente”, dijo Melvin. “Solo espero que podamos jugar de la misma manera como visitantes que como lo hacemos en casa”.

Desde el 16 de junio, los Atléticos juegan para 37-12. De hecho, Oakland jugó para 29-28 en los primeros dos meses de temporada y tuvo marca de 17-10 (junio), 17-8 (julio) y en agosto juega para 8-2.

Pero a pesar del relativo éxito que ha tenido el equipo, la fanaticada no lo respalda. Este año solo ha tenido un lleno total (56,000) y apenas promedian 18,409 fanáticos por juego, el tercero más bajo de todas las Mayores.


💬Ver 0 comentarios