Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El doctor Miguel Sosa fue despojado de la franquicia de los Cangrejeros. (horizontal-x3)
El doctor Miguel Sosa fue despojado de la franquicia de los Cangrejeros. (Archivo/GFR)

Los Cangrejeros de Santurce de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente andan oficialmente sin propietario desde finales de marzo, luego de que el doctor Miguel Sosa recibiera una carta de parte del presidente del organismo dándole un ultimátum para el saldo de una deuda.

La información la ofreció a El Nuevo Día el propio dueño de los Cangrejeros, quien aceptó que la deuda que la liga reclama es correspondiente al pago de los derechos que debían hacer los Cangrejeros para operar el equipo, y que heredó la nueva administración cuando adquirió el club de manos del anterior propietario, el exjugador de Grandes Ligas, Dickie Thon.

Sin embargo, Sosa aclaró que ha habido en los últimos años un tranque con la Liga, específicamente con su presidente, el licenciado Héctor Rivera Cruz, ya que Sosa asegura que el organismo le debe dinero al equipo por concepto de varias inversiones, entre otros los gastos incurridos en los juegos oficiales que se celebraron en Orlando, Florida, en el invierno de la temporada 2015-2016.

“Yo no niego la deuda que existe de $200,000. Lo que pasa es que la liga me debe más de $200,000”, declaró Sosa a este diario, asegurando que hizo múltiples intentos para que la Liga llegara a un acuerdo con los Cangrejeros, para que estos solo tuvieran que pagar la diferencia entre su deuda y la que sostienen que el organismo tiene con ellos.

Según Sosa, la misiva enviada por Rivera Cruz con fecha del 7 de marzo, lo apercibía de que sería despojado del equipo si a más tardar el día 31 del mes pasado no se le saldaba la deuda a la LBPRC. Sosa indicó que en la misiva Rivera Cruz señala que fue una decisión de la Junta de Directores de la Liga, lo que él resaltó como imposible ya que según dijo, el organismo no ha celebrado aún su primera reunión del año.

De hecho, la primera reunión ordinaria de la LBPRC será esta tarde y Sosa dijo que irónicamente fue invitado a la misma, aún cuando lo acaban de despojar de la franquicia.

“La Junta desconocía. Si la Junta no se ha reunido y hoy va a ser la primera reunión a las 4:00 de la tarde”, dijo Sosa.

Sosa, quien aceptó que llevaba tiempo ponderando no continuar más al frente de la organización de los Cangrejeros, confesó que no dará la pelea por recuperar el equipo, y dijo que desconoce qué pasará con el futuro de los Cangrejeros. Según dijo a este medio, hubo al menos dos grupos de inversionistas interesados en adquirir el equipo, que se reunieron con él en los primeros meses de 2017, pero que expresaron el interés de que él se quedara al frente del equipo si alguno de los grupos compraba la franquicia.

Sosa se quejó de que el organismo está haciendo todo por sacarlode la Liga.

“Yo no quería jugar el año pasado porque ya mi salud no está tan buena. Había pedido un receso, cuando hubo el cambio por Carlos Correa, que me aseguró que iba a jugar. Y decidimos, vamos a correr el equipo este año para que la fanaticada tenga el honor de ver jugar juntos a Correa, Francisco Lindor, Javier Báez y Edwin Díaz. Después ninguno de los cuatro jugó, por diferentes razones”, lamentó Sosa.

“No voy a seguir luchando contra la corriente”, dijo en referencia a la LBPRC. “Porque a mi esposa y a mis hijos les entusiasma el equipo, pero prefieren que yo tenga un poquito más de salud y calidad de vida”.

Al momento, tras 20 días de que se venciera el plazo que Rivera Cruz le dio a Santurce, la Liga no ha hecho un pronunciamiento oficial de lo que había ocurrido con los Cangrejeros.


💬Ver 0 comentarios