Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los Criollos de Puerto Rico sufrieron su primera derrota en la Serie del Caribe que se celebra en México. (EFE / Carlos Zepeda) (horizontal-x3)
Los Criollos de Puerto Rico sufrieron su primera derrota en la Serie del Caribe que se celebra en México. (EFE / Carlos Zepeda)

República Dominicana vino decidida a ponerle fin a la peor racha de su historia en las Series del Caribe. Y lo hizo de la mejor forma que se puede hacer en este tipo de situación: atacando desde temprano.

Las Águilas Cibaeñas dejaron atrás una seguidilla de fracasos que llegó a once cuando vencieron a los Criollos de Puerto Rico, 6-3, en el primer partido de la jornada dominical de la Serie del Caribe que se celebra en Guadalajara.

El triunfo de los quisqueyanos también quebró una racha de cinco fracasos en línea ante las representaciones de Puerto Rico. La última ocasión que Dominicana venció a un equipo borincano fue en el 2013.

Fue el primer triunfo de las Aguilas Cibaeñas en el certamen caribeño y el primer fracaso de los actuales campeones en la serie.

Dirigidos por el boricua Lino Rivera, las Aguilas atacaron desde temprano al abridor de Puerto Rico, Giovanni Soto al marcarle en dos ocasiones en el acto de apertura.

Abiatal Avelino se embasó con hit dentro del cuadro y Juan Pérez lo llevó a la intermedia con cañonazo al centro, un batazo que Rusney Castillo le llegó pero no pudo retener la bola.

Soto, en su peor salida del invierno, cometió un lanzamiento salvaje mientras bateaba Junior Lake para adelantar los corredores. Luego de ponchar a Lake, Edwin Espinal disparó sencillo al derecho para poner el juego 2-0.

Soto se recuperó al ponchar a los siguientes dos bateadores, pero en la alta de la segunda se le cayó la casa encima.

Dominicana lo castigó con tres sencillos y un doble teniendo que ser reemplazado. Iván Maldonado vino en relevo y no pudo contener la amenaza al permitir un elevado de sacrificio y un sencillo remolcador para poner el pizarrón 5-0.

Mientras el abridor de las Aguilas, Francisley Bueno, dominó la artillería boricua sorteando varias  amenazas de los puertorriqueños.

En las primeras cinco entradas Puerto Rico dejó siete corredores en base.

El cubano Bueno lanzó cinco entradas en las que concedió seis imparables.

Puerto Rico sacó provecho a la salida de Bueno para rayar en tres ocasiones en sexta contra el relevista Samuel Deduno al combinar cuatro imparables -incluyendo un sencillo impulsador de dos de Irving Falú, un error y un boleto para meterse de lleno en el juego. 

 Fue un partido en el que Puerto Rico no pudo batear de forma oportuno desaprovechando un sinumero de situaciónes a su favor.

Al campo también cometió un par de costosos errores como el de la octava entrada que permitió la sexta de los dominicanos.

El mismo fue provocado por un tiro errático del receptor Wilfredo Rodríguez a segunda base.

El partido lo ganó Bueno y lo perdió Soto.

Puerto Rico (1-1) se mide esta tarde a Venezuela a las cuatro de la tarde. 


💬Ver 0 comentarios