Los peloteros Eduardo Núñez, Sandy León, Eduardo Rodríguez y Christian Vázquez hablaron sobre la dinámica que se da en el camerino de los Medias Rojas entre los jugadores latinos y los americanos, y cómo el latino le imparte sabor a las interacciones entre compañeros.

Boston - Entre la música caribeña y el idioma español que predomina naturalmente entre los jugadores hispanoparlantes de los Medias Rojas, el camerino local del Fenway Park de Boston se ha convertido en un espacio en el que los peloteros estadounidenses han tenido que acostumbrarse.

Y contrario al siglo pasado, ya no parece haber resentimiento de parte de los jugadores anglosajones, cuando se habla otro idioma que no es el suyo.

El espíritu festivo y alegre de los latinos, a juicio de los propios jugadores de Boston, ha tenido un efecto positivo en el camerino y también sobre el terreno de juego, mejorando el rendimiento del equipo.

Los americanos se sienten cómodos con nosotros y siempre quieren estar en la conversación con nosotros. Y eso ayuda mucho al ambiente familiar, al momento que todos estamos unidos. Nos ayuda a estar compenetrados como equipo”, dijo el receptor venezolano Sandy León a El Nuevo Día previo al inicio de la Serie Mundial ante los Dodgers de Los Ángeles.

León, así como el lanzador zurdo Eduardo Rodríguez, son los venezolanos del club. Boston también tiene al receptor boricua Christian Vázquez, a los jugadores del cuadro dominicanos Rafael Devers y Eduardo Núñez, y al bateador designado J.D. Martínez, de ascendencia cubana.

Nosotros los latinos estamos siempre unidos. Siempre es bueno tener par de latinos en el equipo para sentirse en casa. Y más que el dirigente, Alex Cora es puertorriqueño, y tenemos dos coaches más latinos (el dominicano Carlos Febles y el boricua Ramón Vázquez)”, dijo, por su lado, Christian Vázquez, uno de cuatro boricuas en la organización pues fuera de las líneas, además de Cora y de Vázquez, el vicepresidente senior y asistente del gerente general, Eddie Romero, también es de la isla.

Vázquez reconoce como algo admirable que algunos jugadores estadounidenses han querido aprender palabras en español para poder comunicarse con el grupo de latinos. En el pasado, la dinámica solía ser contraria. Los latinos que no sabían hablar el idioma, hacían de tripas corazones para entender y comunicarse dentro y fuera del terreno.

Y aunque son solo seis los jugadores latinos enel roster de 25 peloteros de los Medias Rojas, parecen ser mayoría.

Es lindo verlos a ellos (los anglosajones) uniéndose a nosotros”, agregó Vázquez.

Entretanto Núñez, uno de los jugadores más alegres en el conjunto, aseguró que la comunicación tanto entre los latinos como entre el resto de los compañeros, ha sido vital para la actuación este año de Boston, que ganó 108 juegos en la temporada regular, una marca para la franquicia.

“Claro que sí, la comunicación, el lenguaje, la música latina... eso calma cualquier sentimiento que puedes tener, o presión del juego. Ayuda el lenguaje. Nosotros siempre estamos”, destacó Núñez.

Y en el camerino tampoco puede faltar la comida latina.

“Hay de todo, la comida americana y al lado la latina, por supuesto”, dijo riendo. “Todo lo que hacemos nosotros, al final del día ellos (los norteamericanos) lo quieren hacer también”, dijo Núñez, antesalista de Boston.

En tanto, Martínez, respondió espontáneo a preguntas de la prensa sobre quién es el más fiestero del grupo. “Vázquez y Eduardo siempre vienen con el boom box (radio). Y en el avión, uno tratando de dormir, y ellos están ahí con el boom box, y yo, ‘oye, lo voy a romper’”, expresó en broma Martínez.

Ya hablando en serio, Martínez explicó por qué entiende que ese buen ambiente en el clubhouse de los Medias Rojas les ayuda en el juego.

“Sí (ayuda) porque es una energía buena... y a todo el mundo le gusta bailar”, dijo el estelar bateador designado.

Le gusta la dinámica

Por último, el lanzador venezolano Eduardo Rodríguez está encantado con la dinámica del grupo en la novena.

“Tenemos un manager latino, que creo nos ayuda mucho, y también la música en el clubhouse, los movimientos, bailar, y cherchar entre nosotros. Es algo muy bonito tener esta cantidad de latinos como tenemos ahora”, dijo Rodríguez.


💬Ver 0 comentarios