Rafael Devers es felicitado por sus compañeros de equipo luego de sacudir un jonrón de tres carreras ante los Astros de Houston. (AP / David J. Phillip) (horizontal-x3)
Rafael Devers es felicitado por sus compañeros de equipo luego de sacudir un jonrón de tres carreras ante los Astros de Houston. (AP / David J. Phillip)

Houston – El zurdo David Price nunca había ganado un juego como abridor en postemporada desde que debutó en este escenario  en 2008, pero anoche lanzó una joya para dejar en el pasado una historia de decepciones y guiar a los Medias Rojas de Boston a la Serie Mundial.

Price tiró seis entradas sólidas permitiendo apenas tres hits y ponchando a nueve, y el dominicano Rafael Devers conectó un jonrón de tres carreras en la sexta entrada para guiar a los Medias Rojas  a un triunfo 4-1 sobre los Astros de Houston y terminar así la Serie de Campeonato de la Liga Americana en cinco juegos, eliminando a los campeones defensores.

Después de abrir la serie con un revés, Boston ganó cuatro partidos seguidos para adelantar a su primera Serie Mundial desde el 2013. De paso el mánager de Boston, el cagüeño Alex Cora, se convertirá en el primer puertorriqueño en dirigir en un Clásico de Otoño.

Los Medias Rojas ahora esperan por el ganador de la serie en la Nacional entre los Cerveceros de Milwaukee y los Dodgers de Los Ángeles. La lucha por el título comenzará el martes en Boston.

Para Price fue manera de responderle con creces a Cora, quien depositó su confianza en él a pesar de su historial nefasto en playoffs.

Para Cora, que debutó este año como dirigente en Grandes Ligas, convirtiéndose en el segundo boricua en dirigir a este nivel, será su primera Serie Mundial como piloto y segunda consecutiva tras ganar en 2017 como coach del banco de los Astros de Houston. Como jugador, Cora, quien ayer cumplió 43 años, también participó en un Clásico de Otoño con Boston en 2007, cuando ganó otro anillo.

Price no ganaba un juego de postemporada desde la serie divisional de la Liga Americana de 2015, cuando militaba con los Azulejos de Toronto en calidad de relevista. Pero como abridor, en 11 aperturas previas, incluyendo una en la serie divisional de este año contra los Yankees de Nueva York y otra contra Houston en esta Serie de Campeonato, nunca había ganado y había perdido nueve.

Además tuvo dos instancias en las que no estuvo en la decisión del partido, como ocurrió el domingo pasado en Boston.

Price vino indescifrable al Minute Maid Park, decidido a poner fin a la serie. Y en lo que fue un verdadero duelo de pitcheo entre abridores por primera vez en la serie, al menos por las primeras cinco entradas, el juego estuvo en la balanza pues en ese lapso, el abridor de Houston, Justin Verlander, solo permitió un jonrón solitario de J.D. Martínez en el tercer inning.

Pero al llegar la sexta la casa se le vino abajo a Verlander, quien se había apuntado el único triunfo de Houston, en el inicio de la serie el pasado sábado en Boston. 

Mitch Moreland abrió la sexta con doblete al jardín izquierdo y Ian Kinsler siguió con sencillo al derecho.

Entonces, Devers conectó una recta de 98 millas por hora de Verlander, para apuntarse su primer jonrón de la serie y de estos playoffs, y darle ventaja de 4-0 a los Medias Rojas.

Verlander duró también seis innings pero fue castigado con siete hits y cuatro anotaciones, todas limpias. Dio dos boletos y ponchó a cuatro.

El taponero Craig Kimbrel cerró el partido sin problemas.

Por los Astros, Carlos Correa se fue en blanco en cuatro turnos con tres ponches. Christian Vázquez, de Boston, bateó de 3-1. 

Price se presentó anoche al Minute Maid Park con marca de 2-9 y abultada efectividad de 5.42, pero la bajó a 5.04 con su apertura de ayer y ahora tendrá la oportunidad de lanzar de nuevo en una Serie Mundial, por primera vez desde 2008, cuando estuvo con los Rays de Tampa Bay en ese escenario con solo 23 años, y realizó dos apariciones en relevo.


💬Ver 0 comentarios