(semisquare-x3)
El lanzador Sonny Gray permanecerá en los Yankees por 6.5 millones. (AP)

Nueva York acordó contratos por un año con sus seis jugadores restantes elegibles al arbitraje, lo que dejó su nómina prevista en 177 millones de dólares _20 millones debajo del límite. 

El campocorto Didi Gregorius acordó por 8.25 millones de dólares, el pitcher Sonny Gray por 6.5 millones y Dellin Betances por 5.1 millones. También se lograron pactos con los relevistas Adam Warren (3,315,000 dólares) y Chasen Shreve (825,000 dólares), y el receptor suplente Austin Romine (1.1 millones). 

La nómina de los Yankees de impuesto de lujo aumentó a 149,927,500 por 15 jugadores con acuerdos, y el total previsto se encuentra muy por debajo del límite fiscal de 197 millones de dólares. Ese cálculo incluye 10 millones por el resto del roster de 40 peloteros. 

En Baltimore, los Orioles acordaron contratos por 16 millones de dólares con el tercera base Manny Machado y por 12 millones con el cerrador lesionado Zach Britton, lo que evitó el arbitraje con ambas estrellas. 

Machado, que puede convertirse en agente libre al final de esta temporada, bateó para .259 con 33 jonrones y 95 carreras remolcadas la temporada pasada, cuando ganó 11.5 millones. 

Britton sufrió un esguince de tendón de Aquiles derecho entrenando antes de la temporada y podría perderse parte de la campaña 2018. El zurdo de 30 años percibió 11,4 millones la campaña pasada, cuando registró 15 salvamentos y una efectividad de 2.89. 

En San Francisco,  Joe Panik acordó por 3.45 millones para un año con los Gigantes, evitando el arbitraje. 

El segunda base de 27 años se ha visto limitado por lesiones en las últimas tres temporadas y llegó a integrar la lista de jugadores fuera por conmociones cerebrales en 2017. San Francisco también anunció que otros cuatro llegaron a acuerdos de un año: los derechos Hunter Strickland, Sam Dyson y Cory Gearrin y el zurdo Will Smith. 

En Boston, el campocorto Xander Bogaerts y el jardinero Jackie Bradley Jr. estuvieron entre los nueve jugadores que llegaron a acuerdos por un año con los Medias Rojas, campeones de la División Este de la Liga Americana. 

Los lanzadores Joe Kelly, Drew Pomeranz, Eduardo Rodríguez y Brandon Workman, el jugador de cuadro Brock Holt y los catchers Sandy León y Christian Vázquez también acordaron. 

Los acuerdos dejaron al jardinero Mookie Betts, dos veces elegido al Juego de Estrellas, como el único jugador de Boston elegible para el recuerdo de arbitraje salarial. 

Bogaerts ganará 7.05 millones de dólares, una mejora de los 4.5 millones de la campaña pasada. El jugador de 25 años bateó para .273, con 62 carreras impulsadas y 15 robos de base. 

Kansas City acordó pactos de un año con el relevista Kelvin Herrera y el abridor Nate Karns, con lo que el relevista Brandon Maurer es el único jugador que sigue en camino a una audiencia de arbitraje. 

Herrera recibirá 7.937.500 dólares, un incremento en comparación con los 5.325.000 dólares del año pasado. Podría recibir 50.000 dólares en bonos si es elegido al Juego de Estrellas, como lo fue en 2015 y 2016. 

Chicago pactó 13 millones de dólares por un año con José Abreu. 

Los Medias Blancas evitaron irse a arbitraje con Abreu y otros tres de sus jugadores, que también acordaron por una temporada el viernes: el jugador de cuadro Leury García y los zurdos Luis Avilán y Carlos Rodón. 

El jardinero Avisaíl García y el jugador de cuadro Yolmer Sánchez siguen elegibles para el arbitraje. García solicitó 6,7 millones y el equipo le ofreció 5.85 millones, mientras que Sánchez buscaba 2,35 millones y le ofrecieron 2,1 millones. 

El cerrador Alex Colomé y el jardinero y bateador designado Corey Dickerson se encuentran entre los siete jugadores que aceptaron un trato de un año con Tampa, evitando irse a arbitraje. 

Matt Duffy y Brad Miller, jugadores de cuadro, así como el jardinero Steven Souza, Jr., el receptor Jesús Sucre y el relevista Dan Jennings lograron acuerdos para la siguiente campaña antes de la fecha límite del viernes. 

El pitcher Jake Odorizzi y el campocorto Adeiny Hechavarría son los únicos dos jugadores de Tampa Bay que no aceptaron pactar y resolverán su situación con el recurso de arbitraje. 

En Miami,  el tercera base Derek Dietrich y el campocorto Miguel Rojas acordaron contratos para 2018 con Miami y evitaron el arbitraje. 

El catcher J.T. Realmuto, el primera base Justin Bour y el derecho Dan Straily se enfilan al arbitraje después de no lograr alcanzar un acuerdo con los Marlins antes del plazo, que vence el viernes.


💬Ver 0 comentarios