(semisquare-x3)
Martín “Machete” Maldonado fue adquirido por los Astros de Houston desde los Angelinos para reforzar la defensa detrás del plato. (AP)

Boston – Mientras unos equipos contendores buscan en la época de cambios en julio reforzarse con algún lanzador de renombre o un bateador de poder, los campeones de la pasada Serie Mundial, Astros de Houston, pusieron su mirada en el receptor boricua Martín “Machete” Maldonado.

Y gracias a la transacción en que los Angelinos de Los Ángeles lo enviaron a la franquicia texana a finales de julio, el naguabeño está lejos de la temperatura cálida de la costa oeste, pero está disfrutando el calor de sus primeros playoffs desde que debutó como profesional en 2011 con los Cerveceros de Milwaukee.

Hoy será uno de los dos jugadores puertorriqueños en uniforme de los Astros, junto al campocorto Carlos Correa, cuando inicie la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Medias Rojas de Boston en el Fenway Park.

Sus nuevos compañeros ya tuvieron esa oportunidad en 2017 en ruta al primer título de la organización, pero para Maldonado es un sueño que le falta cumplir. “Estoy supercontento. Me han dado la oportunidad de estar aquí y me recibieron con los brazos abiertos. Gracias a ellos tengo la oportunidad de estar en mis primeros playoffs, y estoy supercontento de poder estar aquí, representando a Puerto Rico y a Houston”, dijo Maldonado en el camerino visitante a la conclusión del entrenamiento de ayer.

De ser un receptor suplente en sus primeras seis temporadas con los Cerveceros, Maldonado cobró mayor protagonismo con los Angelinos, luego de ser cambiado desde Milwaukee previo a la temporada 2017. Jugó 131 encuentros como titular y logró su primer Guante de Oro con Los Ángeles. Un premio que solo se le concede al mejor jugador defensivo en cada posición.

Por tal razón, Maldonado fue adquirido por los Astros. “Nada en la vida es suerte. En la vida uno trabaja para algo. Uno tiene unas cualidades que los equipos buscan. Creo que todo en la vida pasa por una razón. Dios tiene planes para uno y estoy más que bendecido de tener la oportunidad de estar en un equipo que estaba en primer lugar cuando me cambiaron (26 de julio)”, agregó Maldonado, quien ahora enfrentará a un equipo agresivo en las bases.

Por encima del promedio

Su trabajo defensivo es valioso. Y sus números totales de 2018 en la fase regular reflejan que retiró al 49 por ciento de los corredores, cuando el porcentaje del resto de los catchers de la Americana fue de solo 28%. “Si te das cuenta, este equipo no hizo muchos cambios. Y salir a buscarme a mí, es porque vieron que tenía oportunidad de ayudar al equipo”.

¡Y cómo ha ayudado! Desde que llegó a Houston, fusiló al 63% (cinco de ocho que salieron a robar), aparte de que el extraordinario cuerpo monticular se ha adaptado a su manera de llevar el juego detrás del plato.

Tan es así que el dirigente contrario en esta serie de campeonato, el boricua Alex Cora, reconoció que la adquisición de Maldonado fue el movimiento más importante de los Astros. “Contento de que él me vea de esa manera”, dijo el receptor refiriéndose al piloto de Boston. “Es un orgullo que otro dirigente pueda decir cosas buenas de uno”.


💬Ver 0 comentarios